lunes, 2 de marzo de 2009

Deliciosas legumbres

Este pasado domingo tuvimos una comida a base de legumbres. De primer plato unos garbanzos con bacalao, y de postre un curioso brownie de azukis, pero con un resultado sorprendentemente bueno.

Garbanzos con bacalao

Este plato es otro clásico de nuestra cocina, por sabroso y por extremadamente sencillo. Además, se pueden tener todos los ingredientes en casa para hacer en un día en el que no apetezca salir a hacer la compra, o para un domingo en el que el cuerpo necesita combustible pesado y no apetece demasiado cocinar. Sólo hay que tener unos botes de garbanzos cocidos y de tomate triturado, y también un paquete de bacalao en el congelador.

Yo uso garbanzos ecológicos de Carrefour Eco, pequeños pero muy sabrosos, y con un punto de cocción perfecto.


En cuanto al bacalao, siempre solemos tener en el congelador algún paquete de porciones de bacalao Pescanova, que son muy cómodas de usar, y que dan la cantidad justa para esta receta, pero también se pueden usar migas de bacalao desaladas.

INGREDIENTES (para 2 personas):
- Un bote de 660 grs. de garbanzos cocidos
- 300 grs. de tomate triturado
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- Unos granos de comino
- 1/2 vaso de vino blanco
- 400 grs. de bacalao desalado
- Una pizca de sal
- Una pizca de azúcar
- Aceite de oliva
- Perejil picado

PREPARACIÓN:

1- Echar un chorro de aceite de oliva en una olla pequeña. Picar bien la cebolla y el diente de ajo y echarlos en la olla cuando el aceite esté caliente. Dejar pochar.

2- Cuando estén pasados la cebolla y el ajo se añade el vino blanco y se deja evaporar el alcohol. Añadir el tomate triturado, un pellizco de sal y un pellizco de azúcar, y dejar reducir un poco.

3- Añadir los garbanzos con todo el agua que los acompaña en el bote. Machacar los granos de comino en un mortero y añadirlos a la olla. Mezclar bien y dejar calentar unos 5 minutos.

4- Mientras, retirar la piel del bacalao y cortarlo en dados. Cuando los garbanzos estén bien calientes se añade el bacalao y se deja unos 5 minutos más hasta que esté hecho.

5- Se rectifica de sal si fuese necesario y se sirve con perejil picado por encima.



Brownie de azukis

Vi esta receta hace unos días en el blog de la Dieta Seignalet, que ya mencioné en el anterior post al hablar del Pan de arroz y garbanzo al vapor, y me pareció una receta que había que intentar, tanto por los ingredientes, como por la pinta que tenía en la foto, y la verdad es que se trata de un pastel delicioso, apto para chocohólicos...jj

La receta original es del libro Baking with Agave Nectar, de Ania Catalano, en el que aparece con el nombre de The Amazing Black Bean Brownies (pág. 38).


Después se publicó en la web 101 cookbooks, con el mismo nombre. Tiempo más tarde apareció en la ya citada Dieta Seignalet con el nombre de Brownie de judías negras: increíble!, y de ahí a este blog.

Los ingredientes en la receta de la Dieta Seignalet están adaptados a esta dieta, y además las medidas aparecen en cups americanas. Lo que hice fue pasar estas medidas a gramos, para que resulte más cómodo.

También hay que decir que la receta original utiliza néctar de ágave como edulcorante, pero yo usé panela. También se puede usar azúcar integral.

INGREDIENTES:
- 125 grs. de azukis (o alubias negras)
- 1 tira de alga kombu
- 250 grs. de margarina (o mantequilla)
- 100 grs. de nueces picadas
- 225 grs. de panela (o 1 taza y media de néctar de ágave)
- 115 grs. de cacao puro en polvo
- 4 huevos
- 4 cucharadas de café o licor café
- 2 cucharadas de extracto de vainilla
- Una pizca de sal marina

PREPARACIÓN:
1- Poner los azukis en remojo durante unas horas o toda la noche. Después de las horas de remojo, se cuecen en la olla rápida con una tira de alga kombu durante 20 minutos desde que comience a salir el vapor. (También se pueden usar legumbres cocidas de bote).

2- Derretir la margarina en el microondas a baja potencia. Añadir el cacao en polvo y mezclar bien. Echar los azukis cocidos, las cucharadas de café y las cucharadas de vainilla en la mezcla de cacao y triturar todo con la batidora hasta que no queden grumos.

3- Aparte batir los huevos con la panela hasta que estén espumosos y añadirlos a la mezcla de azukis y cacao.

4- Añadir las nueces picadas y la sal. Mezclar todo bien.

5- Echar en un molde engrasado y meter en el horno a 110ºC (sí, sí, 110ºC) durante una hora y media (la receta de Dieta Seignalet dice 1 hora, pero en mi horno necesitó 1 hora y media).

6- Sacar del horno después de comprobar que está cocido, dejar enfriar y desmoldar.

Aquí está el resultado:


La textura no es como un bizcocho porque no lleva harina, y el resultado es un pastel jugoso, por la cocción a baja temperatura, con un delicioso sabor a chocolate, que no recuerda en ningún momento al sabor de las legumbres.


Un buen ejemplo de que las legumbres se pueden emplear en todo tipo de platos, no solo en platos de cuchara, sino también en postres.


Deliciosas (y nutritivas) legumbres.

¡¡Buen provecho!!

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, que sorpresa! No sabía que habías hecho una versión. Mucha gente me ha dicho que lo había hecho con azukis, seguro que debe de estar mucho mejor con azukis que con las judías negras normales. Me alegro de que te gustase, a mí me encantó.
    Un saludo, felicidades por la página, que no conocía hasta ahora.

    ResponderEliminar
  3. Gracias. La receta es estupenda, de las que seguro haré un montón de veces más...

    La verdad es que es la primera vez que uso los azukis, y en esta receta se portan muy bien, aunque supongo que con alubias negras o con frijoles negros también estará muy buena.

    Felicidades por tu página también.

    Un saludo

    ResponderEliminar