martes, 24 de febrero de 2009

Martes de Carnaval

Se suele decir que "después de la tempestad llega la calma", y hoy, martes de Carnaval, todo apunta a que es así. Hoy ya no quedan más que rescoldos de la juerga de anoche, noche en la que todos los amantes de esta fiesta pagana aprovechan para rendirle culto a Don Carnal, convirtiéndose por unos días en todo aquello que no pueden ser durante el resto del año.

Para nosotros, la de ayer fue una noche "de andar por casa", y por lo tanto esta mañana tuvimos tiempo para preparar la comida con calma. Nada tiene que ver esta comida con el cocido gallego típico de estas fechas, pero después de comer dos cocidos en los últimos cinco días, teníamos ganas de comer algo más ligero.

Hoy tenemos pasta fresca. Vamos a coger otra receta de Jamie Oliver: Pappardelle con setas y salsa de tomate, tomillo y queso mascarpone.

Como sobremesa tenemos el postre italiano más internacionalmente conocido: Tiramisú, pero esta vez a mi estilo.

Para acompañar la comida me decidí a hacer un pan de arroz y garbanzo al vapor.

Comenzamos...

Pappardelle con setas y salsa de tomate, tomillo y queso mascarpone

Esta receta es ya un clásico en nuestra cocina, no sólo por lo fácil de hacer sino también por el resultado, que es muy bueno.

Está sacada del primer libro de Jamie Oliver La cocina de Jamie Oliver (RBA, 2004, aunque la edición original de Penguin Books, The Naked Chef, es de 1999).



Pappardelle, tagliatelle y taglierini son tres tipos de pasta que pertenecen a la misma familia. Se diferencian en su anchura: para los pappardelle unos 4 cm.; para los tagliatelle, unos 2 cm.; y para los taglierini, 1 cm. (medidas aproximadas, por supuesto). Los pappardelle, por ser más anchos también se pueden dejar un poquito más gruesos que los otros dos.

La única diferencia que yo introduzco con respecto a la receta original es que Jamie Oliver usa setas secas, y yo, por comodidad, uso champiñones laminados en conserva, pero usad lo que más os apetezca.

INGREDIENTES (para 2 personas):
- 1 bote de setas en conserva (o setas secas rehidratadas)
- 1 diente de ajo
- Aceite de oliva virgen extra
- Pasta fresca
- Salsa de tomate
- Sal marina y pimienta negra recién molida
- 1 cucharada de queso mascarpone (25 grs.)
- Queso parmesano fresco, rallado

PARA LA PASTA FRESCA:
- 100 grs. de harina de fuerza
- 1 huevo

PARA LA SALSA DE TOMATE:
- 330 grs. de tomate triturado
- 1 diente de ajo
- 2 cucahradas de aceite de oliva virgen extra
- 1/2 guindilla pequeña seca, troceada (opcional)
- 1 cucharadita de orégano seco
- 1 cucharadita de albahaca seca
- 1 cucharada de tomillo seco
- 1 cucharadita de vinagre de vino tinto (yo balsámico)
- Sal marina y pimienta negra recién molida
- Una pizca de azúcar

PREPARACIÓN:
1- Preparar la pasta fresca. Para eso, mezclamos en un bol la harina y el huevo (no hace falta batirlo previamente) hasta obtener una masa lisa y sin grumos. La dejamos reposar una hora más o menos, con una pizca de haria por encima y por abajo, y tapado con el mismo bol que usamos para hacer la mezcla.

2- Preparamos la salsa de tomate. Echamos en una olla el aceite de oliva y cuando esté caliente, el tomate triturado. Añadimos el diente de ajo machacado, el vinagre, la sal, el azúcar, la pimienta, las hierbas secas y, si se quiere, la guindilla. Dejamos reducir un poco la salsa a fuego suave.

3- Mientras, preparamos los pappardelle. Dividimos la masa en dos porciones y la estiramos con la máquina. Enrollamos las tiras de pasta y, con un cuchillo bien afilado, vamos cortando los pappardelle. Desenrollamos los pappardelle y los colgamos unos minutos para que se sequen un poco. Los cocemos en abundante agua con sal durante unos 3 ó 4 minutos (recordad que la pasta fresca tarda menos en cocer que la seca).


3- Echamos en una sartén el aceite de oliva, y cuando esté caliente echamos el diente de ajo picado. Escurrimos bien los champiñones (o las setas rehidratadas) y los añadimos a la sartén. Dejamos que reduzca un poco el tamaño de los champiñones y añadimos la salsa de tomate.

4- Finalmente añadimos la cucharada de queso mascarpone y rectificamos de sal si fuese necesario.

5- En una fuente, echamos la pasta cocida. Por encima echamos la salsa de tomate con los champiñones, y acabamos con abundante queso parmesano rallado.



Tiramisú a mi estilo

Como no se puede decir que haya una única receta de Tiramisú, aquí os pongo la mía. Hice Tiramisú un montón de veces y de muy diferentes maneras, y de todas ellas, ésta es mi favorita.

INGREDIENTES (para 2 personas):
- Galletas Digestive de naranja (las necesarias)
- 2 huevos (separadas yemas y claras)
- 1 cucharada y media de azúcar
- 250 grs. de queso mascarpone
- Un vaso de café
- Amaretto
- Cacao en polvo
- Ralladuras de chocolate

PREPARACIÓN:
1- Preparar un vaso de café (podemos aprovechar si tenemos café frío en la jarra) y dejarlo enfriar un poco.

2- En un bol echamos las yemas de los dos huevos y el azúcar y batimos bien hasta que se disuelva el azúcar. Añadimos el mascarpone y mezclamos bien. Podemos en este momento, si queremos, añadir un chorrito de Amaretto.

3- Aparte, montamos las claras con una pizca de sal a punto de nieve fuerte. Las añadimos al bol y, con una espátula de silicona o de madera, Las vamos incorporando con movimientos envolventes, sin batir, para que no se escape el aire que entró dentro de ellas al montarlas.

4- En un plato hondo echamos el café y un chorro de Amaretto y lo mezclamos bien. En la fuente donde vamos a servir el Tiramisú, ponemos una primera capa de galletas mojadas en esa mezcla de café y licor. Con la ayuda de un colador, espolvoreamos una fina capa de cacao por encima de las galletas. A continuación echamos la mitad de la crema de mascarpone y un poco más de cacao espolvoreado. Repetimos la operación de modo que nos queden dos capas de galletas, dos de crema de mascarpone, todas con su capita de cacao por encima.

5- Acabamos echando por encima de todo unas virutas de chocolate que haremos raspando con un cuchillo grande la parte inferior de una tableta de chocolate (el cuchillo debe estar en posición vertical con respecto a la tableta de chocolate).

6- Meter en la nevera unas horas antes de comerlo.


Yo uso Amaretto en esta receta porque, además de ser un licor tipicamente italiano, creo que le queda muy bien. El Amaretto más conocido, que es el que yo tengo, es el Disaronno Originale, con el que siempre nos bombardean por la televisión al llegar la Navidad. Otros licores que también le quedan bien son Kahlúa, Tía María, licor café, o incluso un jerez dulce tipo Pedro Ximénez. Por supuesto, si no queréis usar ningún tipo de licor, bien sea porque lo van comer los niños, bien porque no os gusta, podéis prescindir de él.

Si queréis saber más sobre el Tiramisú, aquí os pongo el enlace: Tiramisú.

Pan de arroz y garbanzo al vapor

Ya tenía ganas de usar mi vaporera de bambú para hacer algo diferente que cocer pescado o verduras, y al fin, con esta receta pude darle otro uso. Encontré esta receta la semana pasada en un estupendo blog que se llama Dieta Seignalet. En este blog podréis encontrar un montón de recetas sanas y creativas que siguen los principios de esta dieta, que busca mejorar la salud a través de la buena alimentación.

Este pan no es un pan "al uso", puesto que ya desde la manera de hacerlo (al vapor y no en el horno), y los tipos de harinas empleadas, hace que sea un pan diferente.


Pensé que estaría bien para acompañar los pappardelle, por llevar tomillo y orégano, y la verdad es que no está nada mal.


Si queréis ver la receta aquí os pongo el enlace: Pan de arroz y garbanzo al vapor.

Sólo decir que introduje algunos cambios con respecto a la receta original:
- Añadí 8 grs. de gluten de trigo, porque creo que le da más consistencia al pan.
- Usé sirope de arroz en lugar de azúcar moreno.
- Usé levadura deshidratada en lugar de levadura fresca prensada.

Sólo me queda decir que con esta comida iría muy bien una botella de Lambrusco, ese vino que no le gusta nada a los que "entienden" de vino, pero a nosotros, como no somos expertos, no nos importa reconocer que con la comida italiana nos gusta abrir una botella. Por ahora, como My Missus no puede tomar alcohol, nos conformamos con una Estrella Galicia y otra sin alcohol "de cuyo nombre no quiero acordarme"...

En fin, un martes de Carnaval sin Carnaval, pero con una comida estupenda.

¡¡Buen provecho!!

2 comentarios:

  1. Veo que te has atrevido con el pan al vapor. A mí me encanta, aunque tiene un sabor diferente al resto de panes. Eso sí, si le agregas gluten es más consistente, pero ya no es "Seignalet".
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Se nota en este pan el sabor de la harina de garbanzo, y la verdad es que está muy bueno.
    Tengo encargada en mi tienda habitual fécula de patata para hacer también el pan de semillas de amapola. Cuando lo haga publicaré el resultado.

    Un saludo

    ResponderEliminar