jueves, 24 de diciembre de 2009

Tactical Nuclear Penguin vs Schorschbock

El pasado 26 de noviembre de 2009 la pequeña cervecera escocesa BrewDog, anunciaba que acababa de batir el record de la cerveza más fuerte del mundo con su Tactical Nuclear Penguin.


Esta cerveza tiene un contenido alcohólico en volumen del 32%, superando en menos de un punto porcentual a la anterior poseedora de dicho record, la cerveza alemana Schorschbock 32% de la cervecera Schorschbräu.

Y para que no quede duda de que esta cerveza tiene los grados que acredita, sus creadores nos muestran el certificado que lo demuestra, con fecha 27 de noviembre de 2009:


La Tactical Nuclear Penguin es una Imperial Stout, con una densidad original de 1094, madurada durante 14 meses en barricas de roble utilizadas para la fabricación de whisky.

El precio de cada botella de 33 cl. es de 35£ (unos 38,50€) en la tienda on-line.

Hasta aquí, exceptuando el precio de la cerveza, es todo normal..., no?

Pues bien, parece que este anuncio de la cervecera escocesa como "la cerveza más fuerte del mundo" no ha sentado muy bien en la cervecera alemana Schorschbräu porque ésta, al parecer, había fabricado una cerveza ice bock de 40%, aunque no le había dado tanta publicidad...


... aunque en la etiqueta se puede leer claramente: "World Strongest Beer".

Y por si a alguien le queda alguna duda de que una cerveza pueda alcanzar una graduación alcohólica tan elevada, en su página también se puede encontrar el certificado del laboratorio encargado de dictaminar el contenido de alcohol, con fecha de 9 de noviembre de 2009, es decir, 18 días antes que Brewdog.

¿Cómo se produce una cerveza de tan alta graduación alcohólica?

Puesto que no existen levaduras capaces de trabajar dentro de unos niveles de alcohol tan elevados, lo que se hace básicamente es producir una cerveza fuerte, bajar su temperatura a 0ºC o incluso menos y, cuando se congele el agua contenida en la cerveza formando cristales de hielo, se separan estos, haciendo que el porcentaje de alcohol aumente, en detrimento del porcentaje de agua. Hay que recordar que la temperatura de congelación del alcohol es de -114ºC.

La Tactical Nuclear Penguin de BrewDog, por ejemplo, se congela en una fábrica de helados hasta tres veces durante tres semanas.

En fin, que para lo único que sirve a los dos implicados esta "guerra" es para que se hable de ellos, y eso es lo que voy a hacer:


BrewDog es una cervecería escocesa propiedad de Martin Dickie y de James Watt (sí, como el de la máquina de vapor...).


Ambos estaban hartos de beber lagers industriales sin personalidad y ales convencionales que no aportaban nada nuevo. Así que en abril de 2007, con tan solo 24 años los dos, decidieron abrir su propia fábrica de cerveza en la ciudad de Fraserburgh (Escocia). Elaboran "sólo" unas 120.000 botellas al mes, entre sus muchas variedades, entre las que se encuentran: Trashy Blonde (you know you shouldn't), 77 Lager (juxtaposition pilsner), The Physics (laid back amber beer), Punk IPA (post modern classic pale ale), Dogma (heather honey infused ale), Rip Tide (twisted merciless stout), Hardcore IPA (explicit imperial ale), Paradox (whisky cask aged imperial stout), Tokyo (intergalactic fantastic oak aged stout), y la ya comentada Tactical Nuclear Penguin (beer for the dedicated).

En tan solo dos años se han convertido en la cervecería independiente más grande de Escocia.

Algunos bufetes de abogados británicos han tratado de prohibir sus etiquetas, tanto por los nombres como por la "agresividad" que utilizan en la descripción que hacen de sus cervezas. Después de luchar para que esto no ocurriera, en diciembre de 2008 lograron que se archivase la causa, con lo que pudieron seguir utilizando sus etiquetas sin mayor problema.

Hace no demasiado tiempo, los socios del Club de las Grandes Cervezas del Mundo pudimos degustar The Physics, una ale escocesa de color ámbar, de 5% de alcohol. Utiliza en su elaboración maltas escocesas y lúpulos americanos. Ha resultado ganadora del concurso de Mejor Pale Ale fuerte de 2007 en el apartado de cervezas de elaboración tradicional, celebrado en Estados Unidos.


Por cierto, el nombre de la cervecería se debe a Bracken, un labrador color chocolate de tres años, propiedad del padre de James.


Schorschbräu es una cervecería alemana situada en Oberasbach (Gunzenhausen). Comenzó su andadura en 1996, y sus cervezas, según propias palabras, siguen la tradición aunque no renuncian a la innovación.

Producen un total de cinco variedades, todas ellas de muy alta graduación alcohólica: Schorschweizen 13%, Schorschbock 13%, Schorschbock 16% (world strongest lager), Schorschbock 32%, y la ya comentada Schorschbock 40% (world strongest beer). Y como dicen en su página web: "Our current world record 40% alc. and still going strong".

Esta cerveza, la Schorschbock 40%, está envasada en botellas de cerámica de 33 cl., firmada y numerada a mano por el propio maestro cervecero. Cada botella es sellada también a mano con cera, y viene en un estuche de madera con un lateral transparente. Aunque no he conseguido averiguar su precio, con todos estos detalles tampoco será barata, puesto que ya la Schorschbock 31% (a veces 32%) cuesta 52,90€ cada botella de 33 cl. en esta tienda "oficial".

Y después de todo esto yo me pregunto:

1- ¿Qué necesidad hay de fabricar una cerveza tan fuerte?

2- Con tanto volumen de alcohol ¿puede seguir considerándose una cerveza?.
No lo sé, pero si a una cerveza a la que se le ha quitado el alcohol se le sigue llamando cerveza (sin alcohol, eso sí), supongo que a la inversa también ocurrirá lo mismo, no?. Podría considerarse casi como un whisky si no fuese porque el whisky es el resultado de una destilación y la cerveza es el resultado de una fermentación.

Y esto me lleva a plantearme una última pregunta:
3- ¿Dónde está el límite alcohólico al que llevará esta batalla por fabricar la cerveza más fuerte del mundo?

Si alguien está interesado en saber cuales son las cervezas más fuertes del mundo, aquí pongo la lista: Las cervezas más fuertes del mundo.

Supongo que más temprano que tarde tendremos noticias de otra cerveza que bate el record de "cerveza más fuerte del mundo", pero mientras tanto seguiremos viendo la batalla de las cervezas "fuertes" desde fuera y disfrutando de las cervezas "suaves" (a veces no tanto) desde dentro...

lunes, 7 de diciembre de 2009

Pulpo "á feira"

Ayer fue un domingo pasado por agua, por no decir por mucha agua, pero, así y todo, las "pulpeiras" estuvieron al pie del cañón cociendo pulpo para que muchos ourensanos pudiésemos ir a recoger nuestras raciones para llevar a casa y hacer una comida de domingo de lo más tradicional y saludable.

Parece ser que Galicia es, junto con Japón, el mayor consumidor de pulpo de todo el planeta. Y curiosamente, aunque se consume pulpo por toda Galicia, la provincia gallega con más tradición pulpera es la provincia de Ourense. Y digo curiosamente porque, siendo Ourense es la única provincia gallega que no tiene mar, todos los veranos, concretamente el segundo domingo de agosto, tiene lugar en O Carballiño la tradicional "Festa do Polbo" (o "Festa do Pulpo" como aquí le llaman, aunque luego iremos con eso...). Se dice que si quieres comer el mejor plato de pulpo "á feira" debes venir a esta villa ourensana. Concretamente, dentro del Concello do Carballiño se encuentra el pueblo con más tradición pulpera: Arcos. En la siguiente imagen se pueden ver las pulperas en una calle de O Carballiño:


La explicación a este mercado del pulpo en la Galicia interior hay que buscarla en el monasterio cisterciense de Oseira, cuyos monjes hacían traer de sus cotos y propiedades que poseían en la provincia de Pontevedra algunos productos, entre los que se encontraba el pulpo. Más adelante, esta comunidad religiosa autorizó un mercado alrededor del monasterio, en el que dió comienzo esta secular tradición. Hoy en día, esta comunidad de monjes aún está presente en este monasterio cercano a O Carballiño, aunque el número de frailes es mucho menor que el que había cuando comenzó el comercio del pulpo, y ahora son más famosos por la elaboración de otros productos espirituosos, como el licor Eucaliptine.


Lindando con el ayuntamiento de O Carballiño, se encuentra el concello de San Cristobo de Cea, donde se produce el mejor acompañamiento posible para el pulpo: el pan de Cea. Éste es un pan que, debido a sus características y debido a que todos los ingredientes que usan en su elaboración son producidos localmente, posee desde el año 2004 el distintivo de Indicación Geográfica Protegida, y que también tiene cada año su fiesta de exaltación en el mes de julio.


Pues bien, como decía al principio, aquí en la ciudad de Ourense se colocan todos los domingos por la mañana las "pulpeiras", que cuecen grandes cantidades de pulpo y las van vendiendo por raciones a todos los que, pacientemente, hacen cola para llevarse las suyas a casa. Fuera del domingo, los otros días en los que se puede degustar este manjar es en los días de feria: 7, 17 y 27 de cada mes, pero estos días habrá que ir al "Campo da Feira" para encontrar a las pulperas, y compartir mesa (que no mantel) con todos aquellos que en esos días se juntan allí.

Campo da feira de Ourense
Imagen de Miguel Villar para La Voz de Galicia

Todas las pulpeiras usan los tradicionales platos de madera que, según el tamaño, corresponden a un número de raciones determinadas. Actualmente, el precio de la ración de pulpo es de 6 euros, siendo un precio estipulado para todas las "pulpeiras" de Ourense.

Lo que ya casi ha desaparecido son las ollas de cobre en las que tradicionalmente se cocía el pulpo, y que han sido sustituidas por las ollas de acero inoxidable, supongo que para adaptarse a una normativa de salud que dice que el cobre, al calentarse, desprende sustancias nocivas para la salud.

Pues bien, para los que no viváis en Galicia y no podáis acercaros a una pulpera para comprar el pulpo ya cocido, ya cortado y ya aderezado, deciros que se deber cocer en abundante agua durante unos 45 minutos o hasta que la carne que está alrededor de la boca (que es la zona más dura) esté tierna. También puede añadirse una cebolla al agua de cocción. Cuando se mete el pulpo, el agua debe estar hirviendo, y se deberá "asustar" al pulpo, es decir, meterlo una vez y, sin soltarlo, volver a sacarlo, repetir la operación una segunda vez, y a la tercera vez es cuando se deja caer en el agua. Se puede emplear el agua donde ha cocido el pulpo para cocer unas patatas, que quedarán deliciosas.

De todos modos, como ya dije antes, no soy ningún experto en esto de cocer pulpo, prefiero comprarlo ya cocido, y las patatas prefiero cocerlas al vapor, puesto que quedan mucho más cremosas y sabrosas, y no tan aguadas, aunque sin sabor a pulpo...

Patatas al vapor


- Se pelan las patatas y se cortan longitudinalmente en trozos de unos 2 centímetros de grosor. Se salan y se colocan en la bandeja de la vaporera.

- Se cuecen durante unos 20 minutos o hasta que al pincharlas con un tenedor estén tiernas.

Lo tradicional es servir las patatas aparte del pulpo, que se servirá en platos de madera, aliñado con un buen aceite de oliva virgen extra, sal gorda, pimentón (picante, dulce o una mezcla de los dos) y un diente de ajo picado por cada ración de pulpo.

Como yo no tengo platos de madera, pues lo sirvo en plato normal:


Y además, para acompañar, aparte de un buen pan, se necesita un buen vino. En mi última visita a Lidl compré un vino tinto ecológico de la denominación de origen Vinos de Alicante: El miracle, embotellado por Vicente Gandía. Para ser sinceros, nos esperábamos un vino peor, pero la verdad es que nos resultó un vino delicioso. Su precio no era demasiado caro, teniendo en cuenta que es un vino de producción ecológica: 3€ la botella de 75 cl. Un acierto. Ésta era la primera vez que veía un artículo de producción ecológica en este supermercado, y espero que no sea la última, lo que demostrará que lo ecológico no tiene por qué ser necesariamente más caro...


Bien, dicho todo lo anterior solo queda aclarar el término pulpo "á feira".
En gallego, el término "pulpo" no existe, y por lo tanto, la palabra "pulpeira" es un término ni gallego ni castellano para designar a las mujeres que se dedican a vender el pulpo cocido en los puestos. En gallego existe la palabra "polbo" para designar a este molusco (polvo con "v" no existe en gallego, ya que la palabra correcta sería "po" para designar a las "motas de po", por ejemplo). Por lo tanto, la palabra correcta para designar a las mujeres que venden pulpo sería "polbeiras". Lo mismo ocurre con la "Festa do Pulpo" que debería ser "Festa do Polbo", pero que no lo es... Podríamos buscar múltiples razones que han llevado a este cambio de términos, pero eso daría para hablar largo y tendido...

La segunda parte del nombre de la receta "á feira" a veces aparece traducido (y no siempre fuera de Galicia) como "a la feria" o incluso "a la fiesta" (de ahí la famosa traducción al inglés de "octopus to the party"...jeje). Lo he visto escrito sin acento "a feira" e incluso con el acento a la francesa "à feira", lo que ya me pareció de vergüenza más que ajena: ¿desde cuando existe ese acento en gallego o en castellano?. La forma correcta es "á feira" (la á debe llevar acento porque es la contracción de a preposición + a artículo femenino singular), y entre una feria y una fiesta existen sutiles diferencias...

Y aquí hay leñazos para todas las lenguas, porque también ocurre lo mismo con otros platos tradicionales de otros lugares, y también vistos por mí, como por ejemplo "marmitaco" por marmitako, o "pantumaca" por pa amb tomàquet.

En fin, que yo soy partidario de que, en este tipo de recetas regionales no debe traducirse más que lo imprescindible porque, al fin y al cabo, solo se trata de una manera de cocinar algo, y el que no sabe lo que significa "á feira" tampoco sabrá lo que es "a la feria" o "a la fiesta"... En gallego "Polbo á feira" y en castellano "Pulpo á feira".


Y ya que hablamos de pulpo (Octopus vulgaris), decir que pertenece a la familia de los octópodos (del griego octó, ocho y podós, "pies"). Si queréis saber más acerca de este molusco cefalópodo (literalmente, "con los pies en la cabeza") podéis pinchar en este enlace: El pulpo acerca pueblos y culturas. De todos modos, aquí pongo una especie de "Sabías que...?" sobre este curioso animal:

- Los pulpos tienen tres corazones: uno principal que sirve para mantener la presión arterial y llevar la sangre oxigenada al resto del cuerpo, y los otros dos que sirven para llevar la sangre sin oxígeno a las branquias.

- Los pulpos son los animales invertebrados más inteligentes. Tienen una gran memoria e incluso capacidad de aprendizaje.

- El tercer brazo derecho del pulpo es en realidad su órgano reproductor. Recibe el nombre de hectocotylus.

- La hembra es capaz de poner hasta 40.000 huevos. Cuida de ellos durante un mes sin comer nada hasta que eclosionan, y después se muere de hambre. Los machos, después de la fecundación, abandonan a la hembra...

- Y para terminar, un vídeo muy bueno realizado por el Aquarium Finisterrae de A Coruña, que demuestra la inteligencia y la destreza de este animal ante ciertas situaciones:



En fin, que después de conocer todas estas cosas sobre estos peculiares animales espero que la próxima vez que vaya a comprar pulpo espero que, si me toca un macho, no me pongan el "tercer brazo derecho"...jeje

domingo, 29 de noviembre de 2009

Brownie de chocolate

La receta de hoy es un clásico de la cocina norteamericana que se ha extendido ya por todo el mundo, ¿quién no ha comido alguna vez un brownie de chocolate?


La verdad es que hablar de la receta del brownie (o brownies) es como hablar de la receta de la tortilla, todas se parecen pero no hay una igual a la otra... Puede llevar nueces, uvas pasas, etc, aunque esta versión que presento hoy no lleva nada de eso. Hace un tiempo presenté otra versión de brownie hecho con azukis, y que no llevaba nada de harina. La de hoy es la versión más clásica, y he decidido ponerla porque este fin de semana he vuelto a hacerla después de tenerla medio olvidada durante un montón de tiempo.

Como ya he dicho antes, este es un postre de origen norteamericano, concretamente de la ciudad de Boston, y recibe su nombre del color que le aporta el cacao. Se dice que fue descubierto en 1897 cuando un cocinero encargado de hacer un pastel de chocolate y nueces se olvidó de añadir levadura en la mezcla.

Brownie de chocolate


INGREDIENTES:
- 250 g de margarina
- 350 g de azúcar
- 4 huevos
- 125 g de harina
- 100 g de cacao puro en polvo
- 3 g (1 cucharadita) de levadura sin aluminio
- 1 pizca de sal


PREPARACIÓN:
1- Se calienta la margarina hasta que esté en pomada y se mezcla con el azúcar.

2- Se añaden los huevos uno a uno con ayuda de unas varillas hasta que estén perfectamente incorporados.

3- Se añade la harina tamizada, la levadura y la sal, y se mezcla todo muy bien.

4- Se añade el cacao tamizado y se mezcla todo bien.

5- Se prepara un molde desmontable con mantequilla y harina, y se vierte en él el preparado anterior.

6- Se mete en horno precalentado a 175ºC durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con una aguja ésta salga limpia.


PUNTUALIZACIONES:
- Es importante no pasarse en el tiempo de cocción en el horno. Debe quedar seco y casi crujiente por fuera, pero tirando a húmedo por dentro.

- Aunque normalmente a este postre no se le añade levadura, éste sí lleva, lo que le aporta cierta esponjosidad acercándolo un poco a un bizcocho de chocolate.

- Es importante que el cacao sea puro (sin harina) y sin azúcar, porque de no ser así el resultado sería muy diferente. El que yo uso es un cacao de agricultura ecológica que compro en la tienda de Comercio Justo. Cultivado en el Alto Beni, Bolivia, por pequeños agricultores que forman parte de El Ceibo, una organización de Comercio Justo que agrupa varias cooperativas de la zona. Viene en paquetes de 250 g. y su precio es de 2,75€.


La verdad es que es uno de los postres más sencillos de hacer, y con el que todos los adictos al chocolate estarían encantados...

¡¡¡Buen provecho!!!

domingo, 8 de noviembre de 2009

Flan de calabaza

Seguimos con la calabaza, seguimos con otro postre hecho con calabaza, y seguimos con otro postre hecho con calabaza sacado del maravilloso blog i-recetas. La verdad es que me encanta este blog, no solo por sus recetas y por las buenísimas fotos que las acompañan, sino también por todo lo que Pepinho nos cuenta en él. Si aún no lo conocéis os lo recomiendo...

He hecho este flan utilizando los mismos ingredientes que él utiliza, aunque el procedimiento ha sido un poco diferente...


INGREDIENTES:
- 130 g. de puré de calabaza
- 90 g. de miel
- 8 ml. de extracto de vainilla
- 195 g. de leche evaporada
- 1/2 cucharadita de canela molida
- 1/3 de cucharadita de nuez moscada
- Una pizca de clavo molido
- 1 baya pequeña de pimienta de Jamaica molida
- Una pizca de sal
- 2 huevos medianos

PARA EL CARAMELO:
- 100 g. de azúcar
- 40 g. de agua
- Unas gotas de zumo de limón

PREPARACIÓN:
1- Preparar el caramelo calentando el azúcar con el agua y el zumo de limón y dejando que se tueste, pero sin que se queme. Verterlo en cuatro flaneras individuales y repartirlo por el fondo y las paredes de las mismas.

2- Mientras enfría el caramelo, en un bol amplio echamos el puré de calabaza, la miel, la leche evaporada, el extracto de vainilla, las especias y la sal. Mezclamos todo bien.

3- Añadimos los huevos uno a uno batiendo lo justo para incorporarlos a la mezcla.

4- Repartir la misma cantidad de la mezcla anterior entre las cuatro flaneras.

5- Meter en el horno microondas, a media potencia, con el grill, durante 9 minutos.

6- Dejar reposar dentro del microondas durante 5 minutos antes de abrir la puerta.

7- Sacar del microondas y dejar que enfríen antes de desmoldar.


PUNTUALIZACIONES:
- Este tipo de flanes individuales prefiero hacerlos en el microondas por comodidad (ahorro de tiempo y ahorro de energía). El resultado son unos flanes muy cremosos que no creo que desmerezcan nada a los hechos en horno convencional a baño María (como nunca he probado a hacerlos de este modo no puedo comparar...). Además, mi horno microondas tiene un programa específico (45% de potencia con grill) para flanes, tortillas, etc, que es el que utilizo yo aquí.

- Evidentemente las flaneras para el microondas han de ser de cristal o de cerámica, nunca de metal.

- Es importante el reposo dentro del microondas después de la cocción para que así terminen de cuajar bien. De lo contrario podrían quedar crudos por el centro.

- Si no tenéis horno microondas, o preferís el método tradicional, os pongo el enlace a la receta de Pepinho: Flan de calabaza, para que sigáis sus indicaciones.

- Como ya he dicho en la receta del Cake de calabaza (que también he sacado del blog i-recetas), yo prefiero cocer la calabaza al vapor en lugar de asarla en el horno, porque el resultado es practicamente el mismo, pero en la mitad de tiempo. Para preparar el puré de calabaza al vapor solo hay que pelarla, quitarle las semillas, cortarla en dados grandes y ponerla en la bandeja del hervidor al vapor para que se cueza durante unos 20 ó 25 minutos. Una vez cocida, se machaca bien y se pone a escurrir (cuanto más tiempo mejor) en un colador amplio para que suelte la mayor cantidad de agua posible, y ya está listo para ser usado.


La calabaza butternut (Cucurbita moschata) es una hortaliza muy versátil en la cocina porque permite la preparación de todo tipo de platos: dulces, salados, cremas, panes, etc. Aunque es una hortaliza de temporada (octubre, noviembre,...), la podemos encontrar todo el año en el supermercado, así que no hay excusa para usarla todo el año. Además, tiene vitaminas A y C, betacarotenos, minerales (magnesio, manganeso y potasio) calcio, fibra, y ácidos grasos Omega 3 y 6, y tiene muy pocas calorías.

Ya iré poniendo más recetas con calabaza a medida que vaya probando cosas nuevas...

domingo, 25 de octubre de 2009

Cake de calabaza


Estamos en época de calabazas, y no porque se acerque Halloween (o Samaín como se conoce aquí en Galicia) sino porque estamos en plena temporada.

Hace unos días me regalaron una calabaza enorme, de la que ya he dado buena cuenta. Básicamente me ha servido para preparar flan de calabaza y este delicioso cake que presento hoy. Se trata de una calabaza butternut, de piel naranja pálido pero con un intenso color naranja en su interior:


La receta la he sacado del buenísimo blog i-recetas, escrito por Pepinho desde algún lugar de la geografía gallega, y que siempre nos trae unos postres (aunque no solo aparecen postres) estupendos. Para los que aún no conozcáis este blog, aquí os pongo el enlace para que lo veáis y comprobéis por vosotros mismos que lo que digo es cierto...

Utilizo casi los mismos ingredientes y sigo al pie de la letra las indicaciones de Pepinho, lo único que cambio son las cantidades, porque la primera vez que lo hice con las cantidades que él da, me sobró un poco de masa y tuve que improvisar unas "pseudomadalenas". A continuación pongo "mis" cantidades, que no son más que el 75% aprox. de las cantidades originales:


INGREDIENTES:
- 160 g de harina
- 3/4 de cucharadita de bicarbonato
- 4 g (dos cucharaditas) de levadura sin aluminio
- 1/4 de cucharadita de nuez moscada
- 1/4 de cucharadita de clavo molido
- 1 baya de pimienta de Jamaica molida
- 1/2 cucharadita de canela
- 3/4 de cucharadita de sal
- 2 huevos medianos
- 220 g de azúcar (110 g + 110 g)
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 185 g de puré de calabaza
- 80 g de aceite de oliva (yo uso de girasol)
- 50 ml de leche
- Ralladura de media naranja
- 65 g de nueces picadas (no trituradas)
- 45 g de uvas pasas remojadas en ron


PREPARACIÓN:
1- Se ponen las uvas pasas en remojo en el ron y se precalienta el horno a 180ºC.

2- Se mezclan en un bol amplio la harina, el bicarbonato, la levadura, la nuez moscada, el clavo molido, la pimienta de Jamaica, la canela, la sal, el azúcar vainillado y la mitad del azúcar (110 g). Se mezcla todo bien con unas varillas para que se airee la mezcla.

3- En otro bol y con ayuda de la batidora se montan los huevos con los otros 110 g. de azúcar, hasta que la mezcla coja un color amarillo pálido. Se añade el puré de calabaza, el aceite, la leche y la ralladura de naranja, y se mezcla bien.

4- Se vierte la mezcla "húmeda" en el bol de la mezcla "seca" y se mezcla (valga la redundancia) todo bien.

5- Se añaden las nueces troceadas y las uvas pasas escurridas. Se vuelve a mezclar todo bien, se vierte en un molde de cake debidamente engrasado y enharinado (yo además le pongo una tira de papel de horno) y se mete en el horno durante unos 55 minutos a 1 hora. Comprobar la cocción con una aguja, que deberá salir limpia.


PUNTUALIZACIONES:
- El puré de calabaza se puede hacer de varias maneras: Pepinho recomienda en su blog i-recetas asar la calabaza en el horno y, una vez asada, triturarla. Yo lo hice así la primera vez, pero prefiero cocer la calabaza al vapor porque se ahorra tiempo y energía (en el horno le llevará algo más de una hora más el precalentamiento), y el resultado es prácticamente el mismo. Para cocer al vapor, se pela la calabaza, se quitan las semillas, se trocea y se pone en el compartimento para el vapor. Una vez cocida (a los 20 ó 25 minutos) se machaca, y esa pulpa machacada se vierte en un colador amplio colocado sobre un bol para que suelte la máxima cantidad de agua.
También se puede cocer de la manera tradicional...

- En lugar de aceite de oliva yo utilizo aceite de girasol virgen, sin refinar, procedente de la agricultura ecológica. Lo compro en Carrefour al precio de 2,40€ la botella de 75 cl.

Está fabricado en Francia, y ha sido obtenido exclusivamente del prensado de las pipas de girasol en frío y su posterior filtrado.

- Otra aportación personal son unas semillas de calabaza que le eché por encima antes de meterlo en el horno...


- Vuelvo a insistir que en el blog de i-recetas hay más ideas y sugerencias para hacer este cake y también para hacer pan de calabaza.

Un cake muy recomendable por su sabor (si os gustan las especias, claro...) y también por lo nutritivo que es.

¡¡Buen provecho!!

lunes, 12 de octubre de 2009

Tarta de higos


La receta que pongo hoy me la pasaron hace ya bastante tiempo como la receta para hacer tarta de manzana (una de las muchísimas recetas diferentes de tarta de manzana), y no es que no esté buena con manzana, pero se me ocurrió que con higos también podría estar bien. No solo está bien, sino que creo que supera a la de manzana. Por tanto, la única variación que he introducido con respecto a la original fue la sustitución de la manzana por los higos, nada más. Esto quiere decir que la misma receta sirve para hacer tarta de higos, tarta de manzana, o cualquier otra tarta a la que se pueda poner fruta por encima (se me ocurre que con unos caquis puede salir buenísima también...)

INGREDIENTES:
- 4 huevos
- 3 vasos de leche
- 2 vasos de azúcar
- 1 vaso de harina
- 10 u 11 higos frescos
- Mermelada de albaricoque


PREPARACIÓN:
1- Se unta un molde redondo (mejor además si es acanalado) con mantequilla y se echa harina que se repartirá bien por todo el molde.

2- En un bol mezclador se echan los huevos, la leche, el azúcar y la harina. Se bate todo bien con la batidora y se vierte en el molde.

3- Se pelan los higos y se cortan en dos mitades por la parte más ancha. Se van colocando estas mitades, con el lado de las semillas hacia arriba, sobre el preparado líquido del molde.

4- Se mete en el horno precalentado a 180ºC durante 85 ó 90 minutos.

5- Una vez cocido se saca del horno, se deja enfriar y se desmolda. Una vez desmoldado, se pinta con mermelada de albaricoque por encima.


PUNTUALIZACIONES:
- La cantidad de higos depende del tamaño de los mismos. Es importante que queden juntos pero no unos sobre otros.

- Esta tarta está mejor de un día para otro guardada en la nevera.

- La mermelada puede ser también de melocotón, o incluso de higo, aunque la de albaricoque le queda muy bien.


Como veis, es una tarta muy sencilla de hacer y, como ya he dicho antes, nos puede servir para aprovechar la fruta de temporada.

¡¡Buen provecho!!

viernes, 2 de octubre de 2009

Higos secos


Hace unos días, como casi todos los años, hubo avalancha de higos en casa. Tenemos una higuera bastante generosa que, al llegar el final del verano nos ofrece un montón de higos grandes y dulces. El problema de los higos es que son muy perecederos, y si no los comes en dos o tres días después de recogerlos, se echan a perder, así que sabed que si los compráis y parecen frescos es porque son frescos de verdad...

Una solución al "problema" de recoger demasiados higos es deshidratarlos. Para ello existen unas máquinas deshidratadoras que se encargan del proceso. Incluso Jamie Oliver en su libro La cocina italiana de Jamie nos propone como método para secar los higos meterlos toda la noche en el horno a 50ºC, y que a la mañana siguiente ya estarían listos. Yo lo he hecho y han salido casi igual que habían entrado la noche anterior...

Yo prefiero el método tradicional: el Sol. Y eso es justo lo que he hecho este año. He abierto con las manos unos cuantos higos por la mitad, los he colocado sobre un tapete de silicona de los de horno, y los he puesto al sol en mi balcón. En tres o cuatro días estaban listos para ser guardados (hay que tener en cuenta que en Ourense el sol calienta duro en verano...jj).

La única precaución que hay que tener es acordarse de meterlos dentro durante la noche (yo los guardaba dentro del horno en la misma rejilla) para que el relente no los humedezca, y volver a sacarlos a la mañana siguiente; y también hay que darles la vuelta de vez en cuando para que se sequen bien por todos lados. Y así hasta que estén listos. So simple...

¿Cuándo se sabe que están listos?

Pues ni más ni menos que cuando tienen apariencia de higos pasos: color marrón, textura gomosa pero agradable al paladar, y sobre todo ¡sabor a higo paso!...jj.

En fin, aquí pongo unas fotos del proceso de secado al sol:


Y unos días más tarde...



Ya veis que la simple ayuda del señor Lorenzo es suficiente para convertir unos perecederos higos frescos en unos duraderos higos pasos, y no es necesario echarle nada más, ni azúcar ni nada de nada, para obtener unos higos dulcísimos.

El higo es una fruta originaria del Mediterráneo, que se conoce y se cultiva desde la antigüedad, desde el Egipto de los faraones, hasta la Grecia clásica. De hecho, al higo se le conoce también como la fruta de los filósofos (era la fruta preferida de Platón), y cuando se fundaba una ciudad, se plantaba una higuera entre el ágora y el foro para señalar el lugar donde se reunirían los ancianos.

De sus propiedades nutritivas se puede decir que tienen muchas calorías, y también mucha fibra que ayuda a mejorar el tránsito intestinal. También contiene provitamina A, potasio, magnesio y calcio, aunque este último no es de tan buena calidad como el que proviene de la leche.

Estos higos están muy buenos acompañados de un buen queso curado, como por ejemplo este que aquí presento:


Se trata del Barber's 1833. Un Cheddar inglés, de vaca, con una maduración de 24 meses.

Es un queso de sabor muy intenso, pero al mismo tiempo suave y cremoso. Tiene una textura ligeramente crujiente porque durante su maduración se han desarrollado cristales de lactato de calcio.

Fabricado por la quesería inglesa Maryland, de Somerset (U.K.), perteneciente a la familia Barber. Esta familia ha venido fabricando queso desde principios del siglo XIX, y van ya por la sexta generación dedicada a la fabricación de queso.

Si os gustan los quesos curados y de sabor intenso, este queso es una muy buena opción. Yo lo compro en Carrefour al precio de 3,50€ los 200 g.

Lo dicho, solos o con queso, frescos o secos, los higos están igual de buenos...

viernes, 18 de septiembre de 2009

Oktoberfest 2009

Comienza la Oktoberfest, o lo que es lo mismo, la fiesta de la cerveza de Múnich, y con la de este año van ya 176 ediciones.

Como siempre, empieza el primer sábado después del 15 de septiembre, por lo que este año comenzará mañana sábado 19 de septiembre y se prolongará durante 16 días hasta su clausura el domingo 4 de octubre.

La primera Oktoberfest se celebró en la ciudad bávara de Múnich (München, en alemán) en el año 1810, con motivo de la boda entre el príncipe Luis I de Baviera y la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo. En aquella ocasión la fiesta duró cinco días "nada más", del 12 al 17 de octubre, de ahí su nombre: Fiesta de Octubre. El motivo de que se haya adelantado su comienzo al mes de septiembre no es otro que la climatología, que suele ser más favorable este mes.

El lugar de celebración tradicional de esta fiesta es el conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa), o simplemente wiesn, que es un campo que se encuentra situado justo al lado de la muralla de Múnich.


Debido al éxito de la primera edición, continuó celebrándose en años posteriores, hasta alcanzar la actual 176ª edición. El próximo año 2010 se alcanzarían las 200 ediciones de la fiesta si no hubiese sido por las guerras mundiales y otras desgracias que obligaron a cancelarla hasta en un total de 24 ocasiones.

La fiesta comienza con un desfile en el que los Wirte (propietarios de las cervecerías) llegan al Theresienwiese desde el centro de la ciudad en sus carros engalanados para la ocasión, portando los barriles de cerveza.





Encabeza la comitiva el alcalde de Múnich y el Münchner Kindl, que es el personaje que aparece en el escudo de la ciudad.


Una vez allí, a las 12 en punto, el alcalde de la ciudad abre a golpe de martillo el primer barril de cerveza en la carpa Schottenhamel, de la Spatenbräu, al grito de "O 'zapft is!", que significa "Ya está abierto".



Después se lanzan doce salvas de cañón, que es la señal que indica a los otros Wiesnwirte que pueden empezar a servir su cerveza. Normalmente es el presidente del land de Baviera el primero en beberse su maß (jarra de un litro). A partir de ese momento todo el mundo puede pedir su cerveza y empezar a beber.

Este desfile se celebró por primera vez en 1835, año en que se celebraban las bodas de plata de los príncipes, aunque no fue hasta el año 1950 cuando comenzó a celebrarse anualmente.

Éste es el aspecto que presentan algunas de las carpas:



Y no podíamos hablar de la Oktoberfest sin referirnos a una imagen que nos viene a todos (o a casi todos...) a la cabeza cuando oímos hablar de esta fiesta: las impresionantes camareras teutonas vestidas con el tradicional Dirndl (el traje femenino tradicional de Baviera) cargando con un tres o cuatro litros de cerveza en cada mano...


Y viendo a esta camarera me asalta una duda: ¿Las chicas también pedirán aquí una clara de limón?


A mí me da que no...jj

Yo, que aún no he tenido ocasión de asistir a esta gran fiesta de la cerveza, me conformaré un año más con asistir a la que anualmente organiza la Cervexaría O Moucho (Rúa da Concordia, 17, sótano, Ourense, Galicia, Spain), en la que se podrá degustar, después de algunos años de ausencia, la auténtica Spaten de barril acompañada, como no, de salchicha alemana, puré de patata y chucrut.


Hoy en día la Oktoberfest de Múnich se ha convertido en la fiesta popular más grande del mundo, con más de seis millones de visitantes provenientes de todos los rincones del mundo. Si sois uno de esos afortunados, quien sabe, quizá podáis compartir una rubia con otra rubia...


¡¡¡Prost!!!