martes, 25 de agosto de 2015

Quinoa con verduras ecológicas

Este es uno de los platos más sencillos y, a la vez, más sabrosos y nutritivos que se pueden hacer en casa: quinoa con verduras ecológicas.

La verdad es que ésta es una receta de aprovechamiento, ya que se puede hacer con cualquier verdura que se tenga por casa, y lo mejor es que estas verduras sean caseras o ecológicas, para asegurarnos de que están llenas de sabor y también libres de pesticidas de síntesis.

Aquí en Galicia es el CRAEGA (Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia) el órgano encargado de certificar los productos ecológicos que se producen en nuestra comunidad. Por supuesto, no me refiero solo a verduras y hortalizas, sino también a carne (ternera, pollo) y otros productos como la miel, el vino, etc.
De la receta que traigo hoy, el único producto que el CRAEGA no podría certificar es, obviamente, la quinoa.

La quinoa (Chenopodium quinoa) es un pseudocereal procedente de los países andinos de Sudamérica, principalmente Bolivia, Perú y Chile, y que tiene innumerables propiedades beneficiosas para el organismo. Se puede comer de muchas maneras: en sopas, en ensaladas, en tartas saladas (Pastel de quinoa e hinojo) o, como en este caso, acompañada de unas verduras.

Quinoa con verduras ecológicas

INGREDIENTES (para 2 personas):
- 1 vaso de quinoa
- 2 vasos de caldo de verduras
- 1 diente de ajo
- 1 cebolla
- 2 zanahorias
- 1 pimiento verde
- 1 pimiento rojo
- 1 calabacín
- 3 tomates
- Aceite
- Sal

PREPARACIÓN:
1- En una olla se pone a calentar aceite de oliva a fuego lento. Se pica el diente de ajo y se añade a la olla. A continuación se hace lo mismo con la cebolla. Se rehoga bien hasta que la cebolla esté transparente.

2- A continuación se van echando el resto de las verduras también picadas, en orden de más dura a más tierna: zanahoria, pimientos y calabacín. Se añade sal y se deja rehogar.

3- Por último, se cortan los tomates por la mitad, se les quitan las semillas y se rallan con ayuda de un rallador. Se añaden a las verduras y se deja cocinar todo a fuego lento hasta que se vea que están hechas.

4- Mientras se pochan las verduras, se echa la quinoa en un colador y se lava bien debajo del chorro de agua fría y se deja escurrir. Cuando a la verdura le queden unos 15 o 20 minutos, se echa la quinoa en una olla pequeña junto con el doble de caldo. Se cuece hasta que haya absorbido todo el caldo, pero con cuidado de que no se queme.

5- Se sirve la quinoa en el plato junto con las verduras, o bien se echa la quinoa en la olla de las verduras y se remueve todo bien antes de servir.

PUNTUALIZACIONES:
- Se puede emplear también caldo de pollo o incluso de jamón, pero si se quiere que sea un plato estrictamente vegetariano, lo mejor es usar caldo de verduras. Otra alternativa, si no se quiere usar caldo, es usar simplemente agua.

- Se pueden usar todas las verduras que se quieran, por eso es una receta ideal para aprovechar todas las verduras que tengamos por la nevera.

- En lugar de rallar el tomate también se puede pelar y para luego picar fino con el cuchillo, tipo concassé, pero el rallador es mucho más rápido y cómodo.

- El caldo de verduras se puede hacer en casa. Yo normalmente lo compro ya hecho.

- Es necesario lavar bien la quinoa para eliminar la saponina que recubre y protege las semillas. Si no se hace esto, quedará un sabor amargo que nos estropeará el plato.

Salud!! (y esta vez nunca mejor dicho...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada