martes, 19 de julio de 2011

Tarta de chocolate, calabacín y pistacho

Hoy toca de nuevo una receta fat-free, es decir, sin grasa añadida, únicamente la que contiene el chocolate o los frutos secos. La receta es esta: Tarta de chocolate, calabacín y pistacho.


Vuelve a ser otra receta del libro de Harry Eastwood Red Velvet Chocolate Heartache (Bantam Press, 2009).

Harry Eastwood
El nombre de la receta original es Pistachio Chocolate Cake. Yo además he añadido el calabacín en el nombre para que no suene como una tarta de chocolate más, sino que se vea que es un poco diferente al llevar un ingrediente poco habitual en este tipo de recetas. Este ingrediente es, además, el "culpable" de la ausencia de grasa (mantequilla, aceite, nata...) en la tarta para que la haga más jugosa. El resultado es una tarta esponjosa, húmeda y ligera, pero con un marcado sabor a chocolate.

Tarta de chocolate, calabacín y pistachos


INGREDIENTES:
- 100 g de pistachos sin cáscara
- 3 huevos medianos, preferiblemente caseros o ecológicos
- 180 g de azúcar mascabado (yo usé panela)
- 300 g de calabacín pelado y picado muy finamente
- 120 g de harina de arroz
- 60 g de cacao en polvo de buena calidad
- 2 cucharaditas de levadura sin aluminio
- Una pizca de sal

PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE:
- 50 g de mantequilla en pomada
- 50 g de azúcar glas
- 1 cucharada de agua mineral muy caliente
- 25 g de cacao en polvo de buena calidad
- 25 g de pistachos troceados para repartir por encima de la cobertura de chocolate


PREPARACIÓN:
1- Precalentar el horno a 180ºC. Preparar un molde redondo desmontable con mantequilla y harina.

2- Triturar lo más fino que se pueda los pistachos hasta dejarlos "hechos polvo". Reservar.

3- Montar los huevos con el azúcar durante un par de minutos hasta que hayan cogido un color pálido. Añadir el calabacín picado bien fino y el polvo de pistachos, seguido de la harina de arroz, el cacao tamizado, la levadura y la sal. Mezclar bien todos los ingredientes.

4- Verter en el molde preparado y meter en el horno durante unos 35 minutos. Como siempre, al pincharlo con un palillo, éste debe salir limpio.

5- Mientras se hornea la tarta se prepara la cobertura. Para ello se bate la mantequilla un poco antes de añadir el azúcar glas y el agua. Batir hasta obtener una pasta. Añadir el cacao en polvo tamizado y seguir batiendo hasta que esté bien mezclado. Meter en la nevera tapando la superficie con film de cocina hasta el momento en que se vaya a usar.

6- Una vez cocida la tarta se saca del horno, se coloca sobre una rejilla y se deja enfriar completamente antes de cubrir toda la superficie con la cobertura de chocolate.

7- Se termina la tarta repartiendo los pistachos troceados por encima de la cobertura de chocolate. Guardar en la nevera y sacarla unos 20 minutos antes de servir.


PUNTUALIZACIONES:
- La autora reparte la masa en dos moldes antes de meter en el horno, con lo que obtiene dos discos de bizcocho de chocolate. Para montar la tarta coloca un primer disco como base, lo cubre con cobertura de chocolate, pistachos troceados. Coloca el segundo disco encima y repite la operación. El resultado es una tarta rellena de chocolate. Yo no me he complicado y lo he hecho en una sola pieza. Si se quiere seguir el método de la autora de la receta hay que doblar las cantidades en los ingredientes de la cobertura de chocolate.

- Se puede utilizar esta cobertura de chocolate o cualquier otra que os guste, o simplemente no utilizar ninguna. En este caso el bizcocho de chocolate tendría una textura y un sabor parecidos a un brownie.

- Si al triturar los pistachos vemos que forman una pasta y se trituran con dificultad, se puede añadir una pizca de harina de arroz para que se suelten un poco y resulte más fácil triturarlos.

- Los pistachos que van sobre la cobertura de chocolate deben dejarse en trozos más o menos grandes aunque, si se prefiere, se pueden picar finos y espolvorearlos por toda la superficie.

- Para obtener 100 g de pistachos sin cáscara necesitaremos unos 200 g de pistachos enteros. Lo mejor es comprarlos sin sal. Si no los encontramos o, simplemente, queremos usar algún paquete que tengamos por casa (como es mi caso), y usamos pistachos salados, no necesitaremos añadir más sal a la mezcla de ingredientes. Yo calculé mal las cantidades y me quede solamente con 4 o 5 pistachos para decorar la tarta.

- Si no se encuentra harina de arroz (cada vez es más fácil encontrar este tipo de harina en el súper) se puede cambiar por harina de trigo, pero ya será una tarta un poco menos saludable.

- El azúcar mascabado es muy similar a la panela, por lo que se puede sustituir uno por otro sin mayor problema. Si no se encuentra ni uno ni otro se puede utilizar azúcar moreno.


Si a mí de pequeño me hubiesen dado los calabacines así...jeje

3 comentarios:

  1. adoro estes bolos alternativos sem gorduras. vou levar a receita
    besos

    ResponderEliminar
  2. Hola wapo he conocido tu blog gracias a Mª Josè y me ha encantado con tu permiso me quedo para no perderme ninguna de las cosas ricas que haces.
    Me guardo la receta del bizcoxo en mi libreta de pendientes seguro que me encantara se ve deliciosooooo,que pena no poder catar un caxin um.
    Bicos mil y feli finde.

    ResponderEliminar
  3. Por supuesto tienes mi permiso para venir por aquí siempre que quieras...jeje. Yo con el tuyo pondré tu blog en mi lista para visitarlo también.

    Si pruebas el bizcocho ya me contarás qué tal, vale?

    Buen finde para ti también

    ResponderEliminar