viernes, 2 de julio de 2010

Torta de maíz de Guitiriz

Hoy vamos con un postre de leyenda: la torta de maíz de Guitiriz.


Y digo de leyenda porque existe una leyenda que nos "explica" el origen de este postre, que viene a decir lo siguiente:

En el lugar de O Boedo había una ciudad por la que pasó la Sagrada Familia en busca de cobijo. Llamaron a las puertas de varias casas porque llovía incesantemente, pero ninguna se lo quiso dar. Incluso un zapatero le arrojó una horma a Jesús. Llamaron entonces a la puerta de una mujer que tenía varios hijos. Todos ellos estaban llorando del hambre que tenían. La mujer les dijo que solo podía alojarlos pero no darles de comer. Entonces la Virgen le dijo a la mujer que cogiese cenizas del hogar y que amasase una torta con ellas. Al principio, la mujer fue reticente, y decía que no se podría amasar nada con unas simples cenizas, porque la masa no ligaría. Pero ante la insistencia de la Virgen, la mujer accedió a amasar y cocinó una torta con la que alimentó a todos los presentes. Ante la incredulidad de la mujer, la Virgen dijo que era tan seguro que aquella torta estaba hecha de trigo como que el lugar de O Boedo desaparecería bajo las aguas aquella misma noche por no haberles dado cobijo. Y así fue, a la mañana siguiente todo el pueblo había desaparecido bajo las aguas, bueno, todo el pueblo no, solo quedó a salvo la casa de aquella humilde familia.

Como veis, es una de esas muchas leyendas que hablan de ciudades desaparecidas bajo las aguas debido a la poca hospitalidad de la gente rica, y en las que siempre hay una familia pobre que accede a dar cobijo al necesitado, y que acaba salvándose de las represalias de quien se supone que no tiene ese tipo de sentimientos...

Guitiriz es un pueblo de la provincia de Lugo, famoso por sus aguas medicinales y su balneario, pero también por este dulce del que hoy hablamos.

Si buscáis esta receta encontraréis muchas versiones y todas diferentes. Yo he seguido la receta de delokos, pero he adaptado las cantidades para 6 huevos porque la primera vez que la hice con la receta para 8 huevos se desbordó del molde al subir en el horno y se me quemó parte de la masa en el fondo.

Torta de Guitiriz


INGREDIENTES:
- 110 g de harina de maíz
- 110 g de harina de trigo
- 1 cucharada de gluten de trigo (7 g.)
- 6 huevos medianos, preferiblemente caseros o ecológicos
- 150 g de manteca de vaca cocida
- 240 g de azúcar más un poco para espolvorear
- 5 g de levadura sin aluminio
- La ralladura de un limón
- Un chorro de anís (licor)
- Una pizca de sal


PREPARACIÓN:
1- Precalentar el horno a 180ºC. Se mezcla la manteca a temperatura ambiente con el azúcar, la ralladura de limón y el anís, y se bate con las varillas hasta que se forme una masa homogénea.

2- Se van añadiendo los huevos uno a uno hasta que estén ligados en la masa. Añadir la sal.

3- Añadir las harinas tamizadas, la levadura y el gluten, y mezclar cuidadosamente hasta que no queden grumos.

4- Verter en un molde tipo corona y espolvorear un poco de azúcar por encima antes de meter en el horno. Hornear durante 30 ó 35 minutos a 180ºC con la placa inferior y el aire.



PUNTUALIZACIONES:
- Se puede utilizar harina de fuerza en lugar de harina normal. En ese caso ya no será necesario añadir gluten.

- Aquí en Galicia, la manteca de vaca cocida se puede encontrar con cierta facilidad en el supermercado en la zona de refrigerados, aunque no se encuentra en todos. La venden a granel, es decir, envasada en trozos de diferentes tamaños.
También se puede preparar en casa, para ello, simplemente se pone mantequilla normal a fuego muy suave y se va sacando la espuma que va apareciendo en la superficie. Cuando deje de aparecer espuma se deja enfriar. Se solidificará y ya estará lista para ser usada. Si no la encontráis y tampoco os apetece prepararla, usad mantequilla normal, aunque el resultado no será el mismo. Aquí pongo una foto donde se ve la diferencia entre las dos mantequillas:


La mantequilla tiene un color pálido, mientras que la manteca de vaca tiene un color amarillo más intenso. Se usa normalmente para bicas, roscones, etc.

- Se puede espolvorear el azúcar o bien antes de meter en el horno, como he hecho yo, o bien justo después de sacar del horno, como nos indica delokos. Yo prefiero echar el azúcar antes para que se forme esa costra dulce, como en la bica, pero solo hay que echar una capa muy ligera, porque si no, el peso del azúcar hará que se hunda en la masa al subir.


- El anís ha de ser licor, no semilla. No os preocupéis por el alcohol, porque se evaporará dentro del horno.

- El molde que se debe usar es el de rosca, puesto que es el típico de este dulce.

- El color amarillo intenso se debe principalmente a tres factores: la harina de maíz, los huevos caseros y la manteca de vaca.


Como veis, es un postre de elaboración muy sencilla, solo hay que mezclar los ingredientes, verter en el molde, meter al horno y listo, y el resultado es francamente bueno...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada