viernes, 20 de marzo de 2009

I Cask Ale Festival

El pasado miércoles a las 20:00, como ya había anunciado en el anterior post, se celebró en la cervecería O Moucho el I Cask Ale Festival. Para ello se pinchó un barril de Bishops Finger llegado directamente de las bodegas de la fábrica de Shepherd Neame, en Faversham, condado de Kent.


Una de las particularidades de esta cerveza es que viene sin pasteurizar, es decir, está viva, al contrario que la inmensa mayoría de cervezas de barril que podemos consumir en este país, y además no se le añade gas, sino que se sirve sólo con el propio gas que las levaduras de la cerveza producen de forma natural. El resultado es una cerveza que no sacia tanto como las otras y, por este motivo, corres el riesgo de beber más de la cuenta...

Shepherd Neame es la fábrica de cerveza más antigua de Inglaterra. Fue fundada por una familia de cerveceros en 1698.


El nombre de la cerveza hace referencia a unas antiguas señales con forma de dedo que indicaban el camino a los peregrinos que iban a visitar el sepulcro de St. Thomas Becket (antes de que Enrique VIII lo mandase destruir en 1538) en la catedral de Canterbury, al igual que las conchas de vieira que podemos encontrar por toda nuestra geografía que indican a los peregrinos cómo llegar a la tumba del apóstol Santiago en la catedral de Santiago de Compostela.



La Bishops Finger Charter establece que esta cerveza sólo puede ser hecha los viernes, y sólo la puede hacer el maestro cervecero (actualmente Bobby Neame) usando un antiguo tanque de maceración ruso fabricado con madera de teca. Para ello se utiliza agua mineral extraída de un pozo artesanal a unos 60 metros de profundidad, que se encuentra en la propia fábrica; cebada cosechada en la granja Denne Hill, en Womenswold, entre Canterbury y Dover; y lúpulos cosechados a menos de 30 kilómetros de la fábrica, siempre dentro del condado de Kent. Por todo ello, la Bishops Finger es la única cerveza británica con el sello distintivo de Indicación Geográfica Protegida (Protected Geographical Indication) de la Unión Europea, y la única que lleva el calificativo de Kentish Strong Ale.


Pero volviendo al evento que nos ocupa, aquí tenemos a Chicho, the landlord, procediendo a clavar la espita en el barril de manera tradicional, con mazo y todo.




La cara lo dice todo...


Es una cerveza de sabor suave, de 5,4% de alcohol, aunque se clasifique como una Kentish Strong Ale. Tiene un notable amargor producido por los lúpulos utilizados durante su cocción. Aquí reproduzco la cata que de esta cerveza hacen los propios fabricantes:
El carácter dominante de esta premium ale es su generoso sabor afrutado, con reminiscencias de plátano y peras con notas cítricas. Una cerveza tostada con mucho cuerpo, con mucho sabor y con un persistente acabado de lúpulo. Una cerveza ideal para acompañar la comida, o como delicioso digestivo para después de comer.


Pincha aquí para ver más fotos

Resultado de la noche: 39 litros de cerveza en menos de 4 horas. Antes de las doce de la noche ya estaba el barril terminado, con lo que se daba por concluido el evento.

Ahora toca esperar al II Cask Ale Festival...

2 comentarios:

  1. ¿Podese apuntar algún a probar unha de estas cervexas? Ganas tiña de probar un bó ale. Se a próxima vez avisades con algo de antelación me achego por donde sexa.

    ResponderEliminar
  2. Non te preocupes, en canto se volva a celebrar un evento destas características (espero que máis pronto que tarde) publicarei un post para anuncialo...

    Un saúdo

    ResponderEliminar