lunes, 5 de enero de 2009

Ensalada de brécol

Bien, pues aquí estamos de nuevo. Después de un paseo matinal por la orilla del río, estamos de vuelta en casa para hacer la comida y pasar el día de los inocentes haciendo algo de "nadación", que es un deporte al que somos bastante aficionados...jj.

Ayer preparamos Ensalada de brécol, un plato muy fácil de hacer y que está muy bueno (incluso para aquellos a los que no les gusta el brécol e incluso para aquellos a los que no les gusta la miel).

Este plato es un habitual en la carta del Pena Vixía, un restaurante de la zona vieja que nos gusta bastante (algún día haré unha sección en este blog dedicada a restaurantes). Non sé si es exactamente igual a la que preparan allí, pero se le parece bastante, y el resultado no está nada mal.

En realidad no es una ensalada al uso, pero recibe ese nombre tanto por la variedad de ingredientes que se juntan en el plato, como por su apariencia, sin embargo es un plato caliente que sienta muy bien en estos días de frío.




INGREDIENTES (para 2 personas):

- 2 brécoles (o 1 grande)

- 5 o 6 pimientos de piquillo

- Un puñado de nueces

- Una loncha gorda de queso curado

- Una cucharada de miel

- Sal

1. Lo primero es cocer el brécol. Hay que ir separando los bastoncitos y ponerlos a cocer con un pellizco de sal. Nosotros, para hacerlo usamos un hervidor de bambú para cocer al vapor que compramos hace ya algún tiempo por Internet, y que, por cierto, fue una de las mejores compras que hicimos. No se deben cocer demasiado (alrededor de 4 o 5 minutos), porque ablandarían demasiado y no quedarían bien. Deben quedar al dente.

2. Mientras va cociendo el brécol vamos preparando los demás ingredientes: vamos cortando los pimientos en tiras (yo también les retiro las semillas, porque no resulta muy agradable encontrarlas entre los dientes), pelando las nueces (dejándolas lo más enteras posible) y cortando el queso en dados.

3. Después de cocer el brécol, lo echamos en una sartén grande con algo de aceite de oliva y dejamos que coja algo de color.


4. Echamos las tiras de pimiento en la sartén con el brécol y añadimos las nueces. La damos unas vueltas a todo y echamos también una cucharada de miel.

5. Por último, apagamos el fuego y echamos en la misma sartén los dados de queso, dejándolos el tiempo justo de dar unas vueltas y verter en una fuente o directamente en los platos.



Buen provecho!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada