jueves, 12 de febrero de 2015

Leche de soja (Thermomix)

La receta de hoy es una de esas recetas consideradas como "básicas", porque no se trata de un plato o de un postre, sino de la preparación de la bebida de soja, una "leche" vegetal de consumo cada vez más extendido.

Aunque el término "leche de soja" no es el más adecuado para esta bebida, es como se la conoce comúnmente, y es por este motivo por el que yo me refiero a ella. Leche es un término que solo se puede aplicar a bebidas de origen animal, y ése es el motivo por el que no aparece la palabra "leche" en ningún envase de bebida de soja comercializado en España.

El ingrediente principal de la leche de soja son las habas de soja, blancas o amarillas. En este caso la soja verde NO valdría. Se encuentra fácilmente en cualquier supermercado bien surtido, tiendas de alimentación ecológica, o en tiendas on-line. Yo he comprado la mía en Rincón del Segura. Hice un pedido de 10 kg (peso mínimo del pedido) que envasé al vacío para que se conserve perfectamente.

La principal ventaja de hacer leche de soja en casa con respecto a la comprada es, sin lugar a dudas, el precio. Considerando que un litro de leche de soja envasada (hablando siempre de soja ecológica) oscila entre 1,50€a 2€ (siempre dependiendo de la marca y de la tienda o supermercado donde se compre), y que un litro de leche de soja elaborada en casa puede rondar los 0,20€, que cada cual saque sus propias conclusiones.

Otra ventaja es que podemos aprovechar la okara, que es el subproducto resultante después de terminar el proceso de elaboración de la leche de soja, para preparar otras elaboraciones, como bizcochos, brownies, panecillos, galletas, croquetas, hamburguesas, etc. La red está plagada de recetas con okara, y más adelante yo también pondré alguna por aquí.

El principal inconveniente, y hablo desde mi propia experiencia, es que solo se puede elaborar en los meses fríos, porque cuando la he intentado hacer en los meses más calurosos, siempre se me ha cortado, es decir, al cabo de pocas horas se separa la parte sólida de la parte líquida, y ya no sirve para ser consumida.

Leche de soja

INGREDIENTES (para 750 ml aprox.):
- 50 g de habas de soja blanca o amarilla
- 800 ml de agua

PREPARACIÓN:
1- Poner en remojo las habas de soja durante unas 8 horas.

2- Pasar las habas por un colador y sacar toda la cascarilla que sea posible apretando ligeramente las habas de soja.

3- Una vez descascarillada la soja, se lava bien en el mismo colador bajo un chorro de agua fría y se echa en el vaso de la Thermomix. Se añaden 200 ml de agua y se tritura a velocidad progresiva 5-7-9 durante unos 30 segundos.

4- Se añaden otros 600 ml de agua al vaso y se programa 20 minutos, 90 grados, velocidad 4.

5- Cuando falten unos 30 segundos para terminar, se puede ir aumentando la velocidad hasta llegar a 10 para intentar sacar la mayor cantidad de licuado posible.

6- Al terminar se filtra a través de un colador de tela y se deja escurrir bien hasta que ya no gotee nada. Se deja enfriar de todo y se guarda en la nevera. La pulpa que queda en el colador de tela se puede guardar también tapada en la nevera para ser utilizada en otra receta.

PUNTUALIZACIONES:
- Esta cantidad de leche de soja da para tres tazones, o lo que es lo mismo, para tres desayunos. De este modo, si se quiere tomar leche de soja cada día, hay que hacer una nueva remesa cada tres días. Esto no es ningún inconveniente, puesto que esta leche no aguanta más de 3 o 4 días en perfecto estado.

- Es conveniente sacar la mayor cantidad de cascarilla de habas de soja posible porque esa cascarilla podría aportar sabores indeseados a la leche resultante.

- También se puede añadir una pizca de sal, aunque no es necesario.

- Así mismo, también se pueden añadir aromas como unas gotas de extracto de vainilla, o canela.

- Es conveniente evitar echar azúcar durante el proceso de elaboración, porque el azúcar ayuda a que la leche se corte con más facilidad. Si se quiere endulzar, es mejor hacerlo una vez la vayamos a beber.

- Se puede emplear cualquier tipo de agua, no tiene porque ser necesariamente agua mineral. Si el agua del grifo es buena, se puede utilizar sin problema. Yo, personalmente, uso el agua del grifo filtrada a través de la jarra Brita.

- También se puede hacer la leche de soja sin Thermomix, aunque hay que reconocer que, en este caso, este cacharro facilita mucho las cosas. Hay cantidad de páginas por Internet que dicen cómo prepararla sin Thermomix.

Y una última cosa: para aquellos que se pregunten si es mejor la leche de vaca o la bebida de soja, aquí pongo un enlace a un interesante artículo de El nutricionista de la general, Juan Revenga, sobre Bebidas que no son la leche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada