viernes, 23 de julio de 2010

The End of History


Ya habíamos hablado un par de veces de la cervecería Brewdog de Fraserburgh, Aberdeenshire (Escocia), famosa por fabricar las cervezas más fuertes del mundo, y también por la guerra abierta que mantenían con la cervecera alemana Schorschbräu. Estas dos cervecerías venían disputándose desde hacía unos meses el título de "cervecera que fabrica la cerveza más fuerte del mundo", y también, aunque de manera subliminal, el orgullo patriótico de cada una de ellas.

Todo comenzó cuando los chicos de Brewdog anunciaron que habían fabricado la cerveza más fuerte del mundo: la Tactical Nuclear Penguin, de 32% de alcohol.


Esto no gustó a los alemanes de Schorschbräu, que respondieron diciendo que ellos habían presentado, aunque sin tanta publicidad, su Schorschbock de 40% de alcohol.


Los escoceses respondieron tres meses más tarde con su Sink the Bismarck, de 41% de alcohol, en clara alusión al hundimiento del famoso acorazado alemán por parte de los aliados.

Por si fuese poco con el nombre de la cerveza, hicieron también un vídeo satírico en el que ridiculizaban a los alemanes:

Sink the Bismarck! from BrewDog on Vimeo.

Cuando parecía que los de Schorschbräu, más comedidos, no iban a responder a tal provocación, sacan en el mes de mayo su Schorschbock de 43% de alcochol...


...bajo el titular de: The Frankonian Empire strikes back! (El Imperio Alemán devuelve el golpe), y terminan con un: 'cause Frankonian men don't dress like girls (supongo que no necesita traducción, no?...jj)

Pues bien, ¿alguien se esperaba que la gente de Brewdog no iba a responder a esto?

La respuesta apareció ayer mismo en la página web de Brewdog: The End of History.


The End of History es una Ale belga rubia, de 55% de alcohol en volumen, macerada con ortigas de las Highlands escocesas y con bayas de enebro.

Por supuesto, también hay vídeo promocional:

The End of History from BrewDog on Vimeo.

El nombre de esta cerveza está sacado del libro El fin de la historia y el último hombre (The End of History and the Last Man) escrito por el filósofo americano de origen japonés Francis Fukuyama. En este controvertido libro, Fukuyama define la historia como la evolución del sistema político, y dice que la democracia occidental es el punto final en la evolución política del ser humano y, por lo tanto, de la historia. James Watt y Martin Dickie escogieron este nombre para su cerveza porque con esta cerveza pretenden poner un punto y final en la evolución "alcohólica" de la cerveza, el final de la cerveza, el "no va más"...

Como se puede ver, las botellas vienen forradas en piel auténtica de ardilla gris o de armiño (han sido fabricadas por taxidermistas con animales que habían sido atropellados), todas con su certificado de autenticidad. Con este toque de excentricidad pretenden llevar al límite el diseño en las botellas de cerveza, es decir, algo acorde con la cerveza que llevan en su interior. No debe preocuparse nadie por el número de ardillas o de armiños muertos en las carreteras escocesas, puesto que la producción es muy limitada: 12 botellas nada más, de las cuales sólo 11 están "vestidas". En total se han usado 4 ardillas grises y 7 armiños, con lo cual no hay problema con el suministro de abrigos de piel para la cerveza.

¡Ah! Por si alguien estaba interesado en comprar alguna de las 12 botellas, decir que ya están agotadas a pesar de su precio: 700£ (840€) la ardilla y 500£ (600€) el armiño.

En fin, habrá que ver si hay respuesta por parte de Schorschbräu, porque yo no estoy muy seguro de que sea éste el Fin de la Historia...

¡¡¡Salud!!!

2 comentarios:

  1. vaya, cuántas cosas sabes del mundo cervecero

    ResponderEliminar
  2. No te creas, nunca dejo de aprender...jj

    ResponderEliminar