domingo, 3 de mayo de 2009

Spaghetti Bolognese

Éste es quizás el plato más conocido de la cocina italiana, yo diría que incluso por encima de la pizza, lo que pasa es que por aquí no se le conoce con este nombre, sino que aquí son los "espaguetis con carne" de toda la vida.

Esta receta presenta múltiples variaciones, pero lo que sí está claro es que debe llevar siempre carne picada, cebolla y tomate. A partir de ahí cada uno la prepara de la manera que más le gusta: con zanahoria, sin zanahoria; con bacon, sin bacon; con hierbas, sin hierbas, etc. La que aquí presento es mi manera de hacer la salsa boloñesa.

El nombre de bolognese se debe a que es una salsa muy utilizada en las comarcas cercanas a Bolonia, pero allí le llaman ragù (del francés ragoût). Si queréis saber más sobre esta salsa aquí os pongo el enlace a la wikipedia: Boloñesa.

Aprovecho esta receta para hablaros de los espaguetis que habitualmente utilizamos en casa. Se trata de unos espaguetis con quínoa.


Están hechos con una mezcla de harinas de trigo (84%) y de quínoa (16%). Son de agricultura ecológica y además de Comercio Justo. Tienen un sabor muy parecido a los espaguetis tradicionales, pero éstos tienen la ventaja de los beneficios adicionales aportados por la quínoa, ese pseudocereal andino que ya presenté en el Pastel de quínoa e hinojo.


El nombre espagueti, viene del italiano spaghetti, que es el diminutivo de spago, que significa "cordón". Es decir, que espagueti viene a querer decir algo así como "cordoncito".

El tiempo de cocción de los espaguetis depende de, además del gusto de cada quien, del diámetro: los del número 3 se denominan spaghettini, los del número 5 spaghetti y los del número 8 spaghettoni. Para más información os pongo el enlace a la wikipedia: espagueti.

Spaghetti bolognese

INGREDIENTES (para 2 personas):
- 160 grs. de espaguetis
- 250 grs. de carne de ternera picada
- 330 grs. de tomate triturado
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- Albahaca, tomillo y orégano secos
- Pimienta negra recién molida
- Sal marina
- Aceite de oliva
- Queso parmesano recién rallado
- Tomate frito (opcional)

PREPARACIÓN:
1- En una cazuela se pone a calentar un poco de aceite de oliva. Se añade el diente de ajo picado y la cebolla picada, y se deja pochar sin que se queme.

2- Una vez pochados el ajo y la cebolla se añade la carne picada y se salpimenta.

3- Una vez la carne haya cambiado de color, se añade el tomate triturado y las hierbas secas y se deja reducir un poco la salsa.

4- Mientras tanto, en una olla con abundante agua hirviendo con sal se cuecen los espaguetis el tiempo que indica el paquete. Los que yo uso se cuecen en 7 minutos, pero se pueden dejar un par de minutos más si no se quiere la pasta tan al dente, pero en ese caso es conveniente echar un chorrito de aceite en el agua de cocer para que no se peguen y se apelmacen una vez cocidos.

5- Servir la salsa boloñesa sobre una buena cama de espaguetis recién cocidos. Rallar queso parmesano por encima y echar, si se quiere, un poco de tomate frito.


El tomate triturado que yo utilizo para esta receta y para todas aquellas que llevan tomate triturado es el ecológico de Carrefour. Se presenta en botes de 660 grs. y tiene un precio muy ajustado, puesto que suele estar a 1,25€.


Con el tomate frito ocurre lo mismo. Habitualmente utilizamos el tomate frito ecológico de Carrefour, que tiene un sabor mucho más suave que los tomates fritos convencionales. Viene en botes de 325 grs. y cuesta 1,59€.


Un plato sencillo donde los haya y que gusta a todo el mundo, por eso es tan popular y por eso todo el mundo lo prepara de un modo u otro. Yo os presento aquí mi manera de hacerlo.

Y ya para terminar os propongo un juego relacionado con los espaguetis:
Hay una teoría que dice que es imposible romper un espagueti crudo en sólo dos trozos agarrándolo por los extremos. Yo lo he intentado y siempre se me han roto en al menos tres trozos. A ver si vosotros sois capaces de conseguirlo, puesto que parece ser que no es imposible. Aquí os pongo un video (sin audio) de demostración:



Y ahora la explicación del fenómeno, sacada de la revista Muy Interesante:
El nobel de Física Richard Feynman (1918-1988), después de pasar muchas horas rompiendo espaguetis –y el coco–, no encontró una respuesta convincente a este enigma. Dos artículos en la prestigiosa Physical Review Letters en 2005 lo resolvieron. En los trabajos, los franceses Sébastien Neukirch, de la Université Pierre et Marie Curie; y Basile Audoly, del CNRS, ambos de París, explicaban que tras la primera rotura de esta pasta se generan ondas de flexión que se amplifican e incrementan aún más la curvatura de uno de los trozos, que vuelve a romperse.
El juego que dan unos simples espaguetis...jj

No hay comentarios:

Publicar un comentario