viernes, 8 de diciembre de 2017

Carrot Cake

Por fin, después de muchos intentos buscando una receta de Carrot Cake (Bizcocho de Zanahoria) que me gustase, acabo de encontrar una que puede ser la definitiva, aunque la tarea no ha sido fácil. Unas porque eran demasiado dulces, otras demasiado densas, otras demasiado grasientas, etc. Ésta, sin embargo, tiene el punto justo de dulzor, de textura y de humedad que lo hacen sencillamente delicioso: Carrot Cake.

Está sacado del libro Bake It Simple (Planeta Gastro, 2016), del chef catalán Oriol Balaguer.

De todos modos, he tenido que modificar la receta tanto en cantidades como, sobre todo, en tiempo de horneado, para conseguir un buen resultado.

Carrot Cake

INGREDIENTES:
- 3 huevos
- 120 g de azúcar
- 120 g de panela (azúcar muscovado)
- 30 g de miel
- 180 g de mantequilla
- 200 g de harina
- 15 g de impulsor (levadura)
- 75 g de avellanas en polvo
- 1 g de sal
- 1,2 g de canela en polvo (una cucharadita)
- 1 naranja (ralladura)
- 165 g de zanahoria cruda rallada
- 105 g de puré de zanahoria
- 60 g de zanahoria confitada (para decorar)

PREPARACIÓN:
1- Lo primero que debemos hacer es preparar el puré de zanahoria. Para ello pesamos unos 150 g de zanahoria, las pelamos, las troceamos y las ponemos a cocer en agua hasta que estén muy blandas. Una vez cocidas las escurrimos bien, dejamos que se enfríen y las trituramos con la batidora hasta hacer un puré fino, sin grumos. De este puré utilizaremos 105 gramos más adelante.

2- Pesamos los 180 gramos de mantequilla y los derretimos, bien en el microondas, bien en un cazo a fuego suave. Reservamos.

3- Rallamos la zanahoria cruda con ayuda de un rallador fino y reservamos.

4- Trituramos las avellanas hasta reducirlas a un polvo lo más fino posible. Reservamos.

4- En un bol mezclamos los ingredientes secos: harina, avellanas pulverizadas, levadura, canela, sal.

5- En un bol amplio, ponemos los azúcares (blanco, panela y miel) junto con los huevos, y batimos durante unos minutos hasta obtener una mezcla esponjosa.

6- Añadimos la mantequilla derretida y la ralladura de naranja y mezclamos.

7- Vamos incorporando la mezcla de harina y mezclando hasta obtener una masa homogénea.

8- Finalmente se añade el puré de zanahoria y la zanahoria rallada. Se vuelve a meclar todo bien, esta vez con ayuda de una espátula, y se vuelca en el molde tipo cake preparado con mantequilla y harina.

9- Se mete en horno precalentado a 170ºC durante 1 hora. La primera media hora con calor arriba y abajo, y la segunda media hora con calor solo por abajo. Comprobar con un palillo que está bien cocido antes de sacar del horno.

PUNTUALIZACIONES:
- A la hora de montar los huevos con el azúcar, es conveniente que éstos estén a temperatura ambiente, porque así montarán mucho mejor.

- Para rallar la zanahoria, yo utilizo un rallador tipo cencerro; y de las cuatro caras, uso la que hace las tiras más finas.

- Aunque panela y azúcar muscovado (o mascabado) no son exactmente lo mismo, en este tipo de recetas se puden sustituir la una por el otro y viceversa. Si no se encuentran ninguna de las dos opciones, se podría susituir por azúcar moreno, aunque el resultado no tendrá nada que ver.

- La cantidad de canela, obviamente va al gusto. Además se puden utilizar otras especies como clavo, nuez moscada, pimienta de Jamaica u otras de nuestro gusto. Yo, para ser fiel a la receta original, utilizo solo canela.

- Es importante no sobrepasar las 3/4 partes del molde al echar la masa, puesto que ésta subirá durante la cocción y se podría salir del molde.

- Oriol Balaguer recomienda esperar una hora con la masa ya en el molde antes de meter en el horno. Yo lo hice esperando y sin esperar, y no encontré ninguna diferencia.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Pan de centeno "New York Deli Rye" (Thermomix)

Hoy vuelvo a publicar después de mucho (demasiado) tiempo de inactividad bloguera, demasiado tiempo sin pulsar el botón de publicar, un tiempo en el que he seguido cocinando, probando nuevas recetas, seleccionado algunas de ellas, y ahora toca empezar a ponerlas por aquí otra vez.

Y para este regreso he escogido una receta de pan que nos encanta: Pan de centeno "New York Deli Rye".


Esta receta está sacada del blog del Amasadero, donde aparte de ésta, hay multitud de recetas panarras muy interesantes y para todos los gustos.

De todas formas, es un pan tan popular que poniendo en cualquier buscador las palabras "New York Deli Rye Bread" aparecerán unas cuantas páginas con la receta de este pan.

Este pan, también conocido New York Jewish Rye Bread, es muy típico de Nueva York, y más concretamente de la comunidad judía de esta ciudad.

INGREDIENTES:
- 235 ml de agua tibia
- 125 g de harina de centeno integral
- 20 g de azúcar
- 9 g de levadura fresca de panadería (o 3 g de levadura seca de panadería)
- 125 g de yogur natural (1 yogur)
- 8 g de sal
- 275 g de harina panadera (media fuerza)
- 10 g de semillas de alcaravea (opcional)

PREPARACIÓN:
1- Se mezclan la harina de centeno, el azúcar, la levadura y el agua, y se deja reposar la mezcla durante 20 minutos.

2- Se añade el yogur, la sal, la harina panadera y, si es el caso, las semillas de alcaravea. Se programa 6 minutos espiga. Se deja leudar entre 60 y 90 minutos dentro del vaso.

3- Se vierte sobre la encimera ligeramente enharinada y se desgasa con las manos.

4- Se da forma de hogaza y se vuelca sobre un banneton alargado generosamente enharinado. Se deja reposar durante otros 60 a 90 minutos (dependiendo de la temperatura de la cocina).


5- Se precalienta el horno a 220ºC.

6- Se vuelca con delicadeza el pan sobre la bandeja de horno (se puede poner un papel de horno), se hacen unos cortes profundos con ayuda de una cuchilla, y se mete en el horno. Se baja la temperatura a 180ºC y se hornea durante unos 45 minutos (los primeros 10 minutos con la función vapor) o hasta que se vea que está bien cocido.

7- Se saca del horno y se deja enfriar sobre una rejilla.


PUNTUALIZACIONES:
- Por supuesto se puede hacer sin Thermomix. Solo hay que mezclar los ingredientes del primer paso en un bol, y luego hacer el amasado del paso 2 a mano durante unos 10 minutos. Es algo más trabajoso pero se puede hacer sin problema.

- Aunque la masa sea algo pegajosa, no se debe añadir más harina, porque el resultado sería un pan mucho más seco.

- En lugar de harina panadera (o panificable según la zona) se podría usar harina de fuerza, aunque el resultado no sería el mismo. La harina panadera da como resutado unos panes más sabrosos y con la corteza más crujiente. Además, al usar harina de fuerza habría que aumentar un poco la cantidad de agua de la receta. La harina de fuerza se usa sobre todo en masas dulces, o con alto contenido en grasas o huevo.

- El banneton se puede cubrir con un paño enharinado antes de echar la masa, porque al ser una masa algo pegajosa, el paño ayudará a desmoldar sobre la bandeja de horno sin que se rompa.

- Por supuesto, si no se tiene un banneton a mano, se puede prescindir de él. Simplemente se da forma de hogaza se deja leudar por segunda vez directamente sobre la bandeja de horno.

- Si vuestro horno no tiene la función vapor, se puede pulverizar un poco de agua dentro cerrando la puerta inmediatamente. Esto hará que la miga sea más esponjosa y la corteza más crujiente.

- Las semillas de alcaravea (Carum carvi), tan habituales en la cocina judía, se pueden triturar previamente si no se quieren encontrar enteras al comer el pan.


Recuerda: "No necesitas ser judío para disfrutar del auténtico Jewish Deli Rye Bread".