lunes, 7 de febrero de 2011

Kedgeree de salmón ahumado

El kedgeree (pronunciado /ˌkɛdʒəˈriː/) es un plato muy típico de la cocina inglesa, aunque su nombre recuerde un poco a otras latitudes.


El origen del kedgeree es incierto. Hay dos teorías: la primera dice que cuando los ingleses estuvieron en India, durante la época Victoriana (segunda mitad del siglo XIX), descubrieron este plato y que luego lo llevaron a Inglaterra. Curiosamente introdujeron este plato como desayuno, y hoy en día sigue siendo muy típico allí tomar este plato bien temprano por la mañana. La segunda teoría dice que es un plato originario de Escocia, y que fue llevado a la India por las tropas escocesas allí destacadas, también durante el Raj (/rɑːdʒ/) británico. Sea cual sea su origen lo que sí parece cierto es que su nombre deriva del vocablo indio Khichri (/ˈkʰɪtʃɽi/), que es el nombre de un plato de la gastronomía hindú cuyos ingredientes principales son arroz y legumbres (normalmente lentejas).

El kedgeree tiene muchas variantes, pero básicamente es un plato hecho a base de arroz, pescado cocinado y desmigado y huevos cocidos, además de hierbas y especias, como el curry o la cúrcuma. El pescado más tradicional para elaborar el kedgeree es el abadejo, aunque puede usarse cualquier pescado, incluso ahumado.

La receta está sacada del libro Brunch, un placer de fin de semana (Ed. Parragón, 2006), escrito por la australiana Jennifer Donovan.


Éste es uno de esos libros de cocina que, a pesar de ser muy baratos, son de una buena calidad, tanto el papel y la encuadernación (es de tapa dura con sobrecubierta), como por las recetas que trae, que son realmente buenas. Lo compré en la Cholloteca de Alicante a un precio de risa (no recuerdo si fueron 2 o 3 euros), aunque también lo vi en Fnac por 4,95€.

La receta aparece en el libro con el nombre Kedgeree de trucha ahumada (pág. 50-51), y lo que yo he hecho fue cambiar trucha por salmón ahumado, con lo que el resultado es muy similar.

Kedgeree de salmón ahumado


INGREDIENTES (para 2 personas):
- 25 g de mantequilla
- Un chorrito de aceite de oliva
- 1 cebolla pequeña
- 1 cucharadita de garam masala
- 1 cucharadita de cúrcuma
- 2 vainas de cardamomo
- 1 rama pequeña de canela
- 160 g de arroz
- 1/2 litro de caldo de pescado
- 100 g de salmón ahumado
- 2 huevos
- 1 cucharadita de perejil picado
- 1 cucharadita de cebollino picado
- 1 cucharadita de eneldo picado

PREPARACIÓN:
1- En una olla se pone la mantequilla junto con el aceite de oliva y se calienta. Se añade la cebolla picada y se rehoga hasta que esté transparente.

2- Cuando la cebolla esté pochada se añade el garam masala, la cúrcuma, las vainas de cardamomo machacadas y la rama de canela, y se deja freír durante un minuto.

3- Se añade el arroz y se remueve constantemente durante otro minuto más para que se impregne bien de todos los sabores de las especias. Se añade el caldo de pescado en la proporción de 2 tazas y media de caldo por taza de arroz, y se deja cocer el arroz.

4- Mientras se cuece el arroz, se ponen a cocer los huevos en agua fría. A partir de que el agua rompe a hervir se cuentan 12 minutos. Pasado este tiempo se sacan del agua y se reservan.

5- Cuando el arroz está listo se retira del fuego, se retira la rama de canela, se incorpora la mayor parte del salmón ahumado cortado en tiras y se remueve bien.

6- Se reparte el arroz en dos platos, echando por encima el resto de salmón ahumado, los huevos cocidos pelados y cortados en mitades o en cuartos, y las hierbas picadas: perejil, cebollino y eneldo.


PUNTUALIZACIONES:
- Se puede utilizar cualquier variedad e arroz que nos guste. Yo he utilizado arroz vaporizado, pero se puede usar algún arroz aromático como basmati o jazmín. Por supuesto cada variedad de arroz implica una cantidad de caldo diferente y un tiempo de cocción diferente.

- La receta original usa caldo vegetal en lugar de caldo de pescado. A mí me gusta el sabor del caldo de pescado en este plato, pero se puede usar cualquiera de los dos.

- Si no encontráis garam masala a la venta lo podéis elaborar en casa. Hay un montón de páginas que dicen cómo hacerlo, como por ejemplo ésta: Garam masala, mezclando especias en casa.

- Yo no añado nada de sal porque el salmón ahumado suele ser bastante salado. De todos modos, conviene comprobar el punto de sal antes de servir.


Un plato facilísimo y con un resultado realmente bueno, para comer al mediodía o para cenar y, si alguien quiere (yo no...jj), también para desayunar...