domingo, 22 de mayo de 2011

Fifteen London


El pasado fin de semana, aprovechando el puente de las Letras Gallegas, nos acercamos hasta Londres, ciudad que aún no conocíamos. El resumen de la visita: una ciudad espectacular, impresionante, pero eso no es lo que nos ocupa aquí. El caso es que ya que estábamos en Londres hicimos una reserva en el restaurante Fifteen que para mí, que soy seguidor de Jamie Oliver, era casi visita obligada.


El nombre del restaurante, Fifteen, viene de la Jamie Oliver Foundation, una fundación de ayuda a jóvenes sin futuro, en la que quince jóvenes en cada promoción aprenden a cocinar y tratan de buscarse la vida, después de graduarse, como cocineros profesionales. El día que fuimos nosotros, un lunes, los aprendices no estaban cocinando en el restaurante, sino cocineros profesionales. Aunque la comida estaba deliciosa, casi hubiésemos preferido que estuviese preparada por los aprendices, por aquello de decir: "Sí señor, estos chicos tienen futuro", pero bueno, otra vez será...

En cuanto al restaurante en sí, está dividido en dos plantas: la planta principal, donde se encuentra la Trattoria, y la planta de abajo, donde se encuentra el restaurante principal. Nosotros optamos por el restaurante principal, al que se accede bajando unas escaleras. Lo primero que destaca es la cocina abierta hacia los comensales, lo segundo el tamaño: más reducido de lo esperábamos, y con las mesas (al menos las destinadas a dos personas) quizás demasiado juntas, pero sin molestarse unas mesas a otras, y lo tercero el ruido dentro del comedor: no es que fuese ensordecedor ni mucho menos, pero sí era más alto de lo que cabría esperar de un restaurante así.


En cuanto a la comida, la carta no era excesivamente larga (ni falta que hace), pero había opciones suficientes dentro de ella para que todo el mundo pudiese elegir algo que le gustase. La carta se renueva todos los días, y se elabora en función de los productos de temporada que se encuentren en el mercado. Aquí se puede echar un vistazo al menú del restaurante: Fifteen London Restaurant Menu.

Nuestro menú consistió en lo siguiente:
Nada más sentarte en la mesa te traen, por cortesía de la casa, dos trozos de focaccia con un platito de aceite de oliva para mojar. Se puede pedir más si se quiere.


Para compartir pedimos: Mozzarella de búfala campana con berenjenas a la brasa, chile, menta, mezcla de hojas verdes y vinagre balsámico añejo.


Después, cada uno de nosotros pidió lo siguiente:
- Ravioli de patatas Jersey Royals, cebollas de Tropea estofadas y panceta, en salsa de mantequilla de salvia.


- Filete de lubina a la brasa con hinojo de Florencia, aceitunas negras, naranja, menta, piñones y vinagre balsámico añejo.


De postre:
- Semifrío de café con mousse de chocolate negro y tuile de avellanas.


- Tarta sin gluten de chocolate de Amedei y pistacho con helado de chocolate blanco.


Para beber, como no, cerveza:


Una Lager de la cervecería Meantime, y una Junction Ale, de la cervecería Sambrook's. Te ofrecen agua, bien embotellada o bien de jarra. La embotellada la cobran, la de jarra no.

Café: muy bueno y con una presentación muy bien cuidada.

Precio total de la comida: 80,03£, que incluye la comida, el 12,5% de propina por el servicio (la camarera que nos atendió era madrileña, y nos atendió de maravilla desde que entramos hasta que salimos, aún a costa de ganarse una pequeña reprimenda de la jefa de comedor) y 1£ de donación para la fundación. Si es caro o barato queda a criterio de cada uno decidirlo.

Decir que esta libra de donación para la fundación es de pago voluntario (no así la propina del 12,5%), y que si no se quiere hacer este pequeño donativo el camarero lo retirará sin hacer preguntas. Nosotros hicimos el donativo sin mayor problema, porque creo sinceramente que una libra hoy en día, en una ciudad como Londres, no es dinero.


En fin, que si alguna vez os dejáis caer por Londres y os apetece buena comida, el restaurante Fifteen es una buena opción. Se puede reservar mesa on-line aquí, y se puede cambiar la hora reservada o cancelarla en cualquier momento (no piden número de tarjeta de crédito). Tambié se puede reservar por teléfono: +44 (0) 20 3375 1515. El restaurante se encuentra en el 15 Westland Place London N1 7LP.

La única "pega" es que no estaba Jamie Oliver ese día en el restaurante y no pudimos saludarlo...jj. Por lo demás, de maravilla...

¡Ah! y si vais y queréis un recuerdo del restaurante no os olvidéis de pedir un menú. Os lo envuelven y os lo dan como obsequio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada