lunes, 27 de diciembre de 2010

Muffins de calabaza y almendra

La receta que publico hoy parece una reedición de los muffins de calabaza de Jamie Oliver que ya había publicado hace algún tiempo, pero esta vez los ingredientes cambia un poco, aunque sigue apareciendo la calabaza cruda como ingrediente principal.


Esta vez la receta no es de Jamie Oliver, aunque su autora, Harry Eastwood, también es inglesa y también tiene un programa de cocina en la tele. Está sacada de su libro Red Velvet Chocolate Heartache: The ultimate feel-good book of natural cakes that taste naughty


La diferencia con los muffins de Jamie Oliver es que los que traigo hoy no llevan ni nueces picadas ni aceite, y la harina de trigo es sustituida por harina de arroz y harina de almendra. Por lo demás, el proceso de elaboración es bastante similar.

Tengo que decir que yo encontré esta receta en el blog Bocados de Cielo, y que éste, a su vez, sacó la receta del blog Time4Tea. Una muestra de que la receta es buena es que se va pasando de blog en blog (esperemos que no termine su recorrido en el mío...jj).

Muffins de calabaza y almendra


INGREDIENTES (para 12 muffins):
- 200 g de calabaza cruda
- 160 g de azúcar
- 100 g de harina de almendra
- 100 g de harina de arroz
- La ralladura y el zumo de una naranja
- 2 huevos
- 4 g (2 cucharaditas de café) de levadura sin aluminio
- Una pizca de sal
- Azúcar glas para espolvorear una vez fríos

PREPARACIÓN:
1- Se precalienta el horno a 180ºC. Se tritura la calabaza lo más finamente posible. Se reserva.

2- Se baten los huevos con el azúcar hasta obtener un color amarillo pálido. Se añade la calabaza triturada cruda, las harinas de almendra y de arroz, la levadura, la sal, la ralladura y el zumo de naranja. Se mezcla todo bien.

3- Se reparte esta mezcla en 12 moldes de muffins y se mete en el horno a 180ºC durante 45 minutos.

4- Se sacan del horno, se dejan enfriar completamente y se espolvorean con azúcar glas.


PUNTUALIZACIONES:
- La harina de almendra no es más que almendra molida fina, al igual que la harina de arroz que no es más que arroz en polvo. La harina de arroz que yo utilizo es de arroz integral, ecológica, de la marca Luz de Vida. Últimamente ya podemos encontrar en los supermercados este tipo de harina junto al resto de harinas convencionales. Si no podéis encontrar esta harina la podéis sustituir por harina de trigo.

- La calabaza debe triturarse cruda, con o sin piel, eso ya va al gusto de cada uno. Eso sí, en caso de usar la piel, ésta ha de estar perfectamente limpia.

- El tiempo de cocción en el horno (45 minutos) puede parecer exagerado para unos muffins, sobre todo si comprobamos como en los otros blogs dan otras indicaciones de tiempo: en Time4Tea le dan 20 minutos mientras que en Bocados de Cielo le dan de 12 a 15 minutos (desconozco el tiempo de horno que indica la receta original de Harry Eastwood). El tiempo de cocción, como siempre, depende de cada horno, y en el mío, están perfectos al cabo de 45 minutos...

- Los moldes se pueden llenar hasta cerca del borde puesto que, aunque sí suben un poco por la acción de la levadura, no hay peligro de que se desparrame la masa fuera de los moldes al cocer.

- Se deben usar moldes de muffin, no de magdalena. Aunque tienen una forma similar, los moldes de magdalena suelen ser de papel bastante ligero, y no aguantarían una masa tan consistente como la de un muffin sin abrirse y desparramarse en el horno. No hay que olvidar que las magdalenas se elaboran con una masa mucho más ligera y esponjosa. Yo uso unos moldes de silicona que funcionan bastante bien y que, además, son reutilizables.


- Se puede sustituir la ralladura y el zumo de naranja por ralladura y zumo de mandarina. Queda igual de bien.

- A pesar de no llevar ningún tipo de grasa (lo cual, junto con el uso de la harina de arroz, los hace más saludables), se mantienen esponjosos y con textura húmeda durante varios días (los suficientes antes de desaparecer de la mesa...jj)


Una receta de las que a mí me gustan: rápida, fácil y con un resultado buenísimo...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Spaghetti Bolognese vegetariano

La receta de hoy es casi una repetición de los Spaghetti Bolognese con carne que ya había publicado hace tiempo, solo que esta vez es una receta totalmente vegetariana: Spaghetti Bolognese vegetariano.


Lo único que he hecho es sustituir la carne de vaca por soja texturizada que, una vez rehidratada, se emplea del mismo modo que si fuese carne auténtica, pero ofreciendo ciertas ventajas:

- La primera es su sabor, puesto que al no tener un sabor definido, absorbe los sabores de la salsa en la que se cocine, en este caso salsa de tomate. La verdad es que hemos dejado de preparar los espaguetis con carne porque la carne picada cada vez tiene peor sabor y, aunque la pique el carnicero delante de ti, no siempre sabe bien. Así que, una vez descubierta la soja texturizada y las ventajas que ofrece ante la carne picada, hemos desterrado esta última definitivamente de nuestra cocina.

- La segunda es que, al venir deshidratada, se puede tener siempre en casa y rehidratarla unos cinco minutos antes de ser utilizada.

- La tercera es su precio, puesto que es un producto muy barato aunque se trate de soja de procedencia ecológica.

- La cuarta es que cunde mucho. Con un paquete de 200 gramos de soja texturizada deshidratada se puede hacer esta receta hasta 6 veces.


INGREDIENTES (para 2 personas):
- 160 g de espaguetis
- 30 g de soja texturizada deshidratada
- Un diente de ajo
- Una cebolla mediana
- Un bote de tomate frito o tomate natural triturado
- Una cucharadita de tomate concentrado
- Albahaca, tomillo y orégano secos
- Sal
- Pimienta negra recién molida
- Aceite de oliva
- Queso parmesano recién rallado

PREPARACIÓN:
1- Se pone una olla al fuego con abundante agua y algo de sal, y se cuecen los espaguetis el tiempo que nos indiquen las instrucciones del paquete.

2- Mientras, se ponen los 30 gramos de soja deshidratada en un cuenco y se cubre con agua fría. Al cabo de cinco o seis minutos se escurre bien apretándola un poco contra el colador para que suelte bien toda el agua.

3- Se calienta un poco de aceite de oliva en otra olla más pequeña. Se pica el diente de ajo y la cebolla y se añaden a la olla. Se deja pochar sin que se quemen.

4- Cuando estén pochados se añade la soja rehidratada, se mezcla todo bien y se añade el tomate frito y el tomate concentrado. Se sazona con sal, con pimienta y con las hierbas aromáticas secas. Se deja cocinar durante unos minutos.

5- Una vez cocidos los espaguetis se escurren bien, se reparten en dos platos y se echa la salsa boloñesa por encima. Si se quiere, se puede rallar algo de queso parmesano por encima.


PUNTUALIZACIONES:
- Como ya he dicho antes, este plato tiene la ventaja de que todos los ingredienes que se utilizan en su elaboración se pueden tener en casa, y por lo tanto podemos preparar este plato, por ejemplo, en un día festivo en que no hay nada abierto, o cualquier día que no nos apetezca salir a comprar al súper.

- Yo utilizo tomate frito ecológico de Carrefour, que no tiene nada que ver con los tomates fritos convencionales que podemos encontrar en la mayoría de supermercados. Éste que yo uso tiene tanto un sabor como una textura mucho más suaves. Al ser tomate frito no necesita un tiempo de cocción tan prolongado que si fuese tomate triturado crudo, puesto que éste tiene que cocinarse durante un rato.

- Se puede prescindir del tomate concentrado, pero éste le da un sabor muy agradable a la salsa. Con una cucharada de las de postre es más que suficiente.

- La soja texturizada que yo uso es de la marca italiana La Finestra sul Cielo, y es ecológica.


En todo lo que tenga que ver con la soja siempre es mejor consumir productos ecológicos para tratar de evitar los transgénicos.

- Tanto las hierbas aromáticas que se utilizan en esta receta como la cantidad de ellas a utilizar es opcional. Yo pongo las tres que yo uso.


Receta rápida de hacer, sabrosa y, sobre todo, sana...

¡¡Salud!!