martes, 20 de abril de 2010

Revuelto de espaguetis de mar con jamón


En mi anterior entrada hablaba del Galician caldo de Jamie Oliver en la que preparaba el tradicional caldo gallego pero sustituyendo el grelo, que es la verdura típica de estas tierras y de este plato, por alga wakame (Undaria pinnatifida). Pero esto de utilizar wakame como sustituto del grelo no fue idea de Jamie Oliver, sino de Antonio Muiños, de Portomuiños, empresa dedicada desde hace más de una década a la comercialización de las algas del litoral gallego. Y por ello hoy voy a preparar un revuelto con espaguetis de mar en conserva.

El espagueti de mar (Himanthalia elongata) es un alga atlántica, que se encuentra en el área que va desde Noruega a Portugal. Tiene un color pardo y forma cintas que pueden alcanzar los 3 metros de longitud. Estas cintas se desprenden en invierno con la llegada de los primeros temporales, lo que hace que sea muy fácil encontrarla en la costa.


La utilización de las algas en la cocina no es nada nuevo. En países como Japón o Chile se consumen desde hace siglos. Aquí empiezan a introducirse y cada vez resulta más fácil encontrarlas en los supermercados. Se pueden encontrar deshidratadas o en conserva, lo que las hace muy poco perecederas y muy fáciles de utilizar (y además son muy baratas...).


En la página web de Portomuiños nos explican muy bien las propiedades nutritivas de las algas:
Alimentación y cocina

En el mundo se comercializan muchas especies de algas para uso alimentario. En nuestras costas encontramos muchas especies distintas de algas, sin embargo, sólo unas pocas se comercializan para uso alimentario. Son un mundo nuevo por descubrir.

Las algas se comen fundamentalmente porque son verduras muy sanas y nutritivas. Destaca su gran riqueza en vitaminas y minerales, elementos hoy escasos en los alimentos más comunes de nuestra dieta tradicional. Tienen muchos minerales y algunos de ellos, como el calcio, magnesio, hierro, fósforo, potasio o yodo, en la cantidad suficiente para cubrir un porcentaje muy amplio de la cantidad que se recomienda ingerir diariamente. Son alimentos que aportan gran diversidad y cantidad de vitaminas, como vitamina A, C o vitaminas del grupo B tan escasas y necesarias hoy en día.

Algunas son muy ricas en proteínas, por lo que se recomienda su inclusión en las dietas vegetarianas o dietas pobres en proteínas animales.

Son ricas en fibra y fitocoloides, sustancias que actúan favoreciendo la movilidad intestinal y además sacian, por lo que son adecuadas en dietas de adelgazamiento.

Son pobres en grasas e hidratos de carbono, por lo que son un alimento recomendado en dietas hipocalóricas.

Además de ser sanas y nutritivas tienen sabores, texturas y colores que las hacen muy versátiles en la cocina.

(http://www.portomuinos.com/)
Este revuelto de espaguetis de mar con jamón es un plato que vengo haciendo desde hace bastante tiempo, porque es un plato que se prepara muy rápido, tanto que normalmente lleva más tiempo comerlo que prepararlo, y también por todas las propiedades y beneficios que, como hemos visto, aportan las algas.


Revuelto de espaguetis de mar con jamón

INGREDIENTES (para 2 personas):
- 4 ó 5 huevos caseros o ecológicos
- 1 diente de ajo
- 1 lata de espaguetis de mar en conserva
- 70 g. de jamón picado
- Pimienta negra recién molida
- Perejil picado


PREPARACIÓN:
1- Se pica fino el diente de ajo y se dora en una sartén. Mientras se va dorando el ajo se escurren las algas.

2- Cuando el ajo esté dorado (¡ojo que no se queme!) se añaden las algas a la sartén. Se remueve un poco y se añaden los taquitos de jamón. Justo después se añaden los huevos, se añade pimienta negra recién molida y se va removiendo con una espátula a medida que van cuajando los huevos.

3- Se sirve en los platos y se espolvorea con perejil picado.


PUNTUALIZACIONES:
- Se pueden sustituir los tacos de jamón por gambas peladas, lo que hará que este plato sea un poco más marinero. Otra opción sería simplemente eliminar el jamón o las gambas dejando solo las algas.

- No es necesario cocinar las algas ni el jamón, y el huevo se cocinará al gusto de cada cual.

- No es necesario añadir sal puesto que el jamón ya lleva suficiente cantidad de sal.


Lo dicho, un plato muy saludable y muy recomendable si tenéis poco tiempo para cocinar...