viernes, 18 de septiembre de 2009

Oktoberfest 2009

Comienza la Oktoberfest, o lo que es lo mismo, la fiesta de la cerveza de Múnich, y con la de este año van ya 176 ediciones.

Como siempre, empieza el primer sábado después del 15 de septiembre, por lo que este año comenzará mañana sábado 19 de septiembre y se prolongará durante 16 días hasta su clausura el domingo 4 de octubre.

La primera Oktoberfest se celebró en la ciudad bávara de Múnich (München, en alemán) en el año 1810, con motivo de la boda entre el príncipe Luis I de Baviera y la princesa Teresa de Sajonia-Altenburgo. En aquella ocasión la fiesta duró cinco días "nada más", del 12 al 17 de octubre, de ahí su nombre: Fiesta de Octubre. El motivo de que se haya adelantado su comienzo al mes de septiembre no es otro que la climatología, que suele ser más favorable este mes.

El lugar de celebración tradicional de esta fiesta es el conocido como Theresienwiese (Prado de Teresa), o simplemente wiesn, que es un campo que se encuentra situado justo al lado de la muralla de Múnich.


Debido al éxito de la primera edición, continuó celebrándose en años posteriores, hasta alcanzar la actual 176ª edición. El próximo año 2010 se alcanzarían las 200 ediciones de la fiesta si no hubiese sido por las guerras mundiales y otras desgracias que obligaron a cancelarla hasta en un total de 24 ocasiones.

La fiesta comienza con un desfile en el que los Wirte (propietarios de las cervecerías) llegan al Theresienwiese desde el centro de la ciudad en sus carros engalanados para la ocasión, portando los barriles de cerveza.





Encabeza la comitiva el alcalde de Múnich y el Münchner Kindl, que es el personaje que aparece en el escudo de la ciudad.


Una vez allí, a las 12 en punto, el alcalde de la ciudad abre a golpe de martillo el primer barril de cerveza en la carpa Schottenhamel, de la Spatenbräu, al grito de "O 'zapft is!", que significa "Ya está abierto".



Después se lanzan doce salvas de cañón, que es la señal que indica a los otros Wiesnwirte que pueden empezar a servir su cerveza. Normalmente es el presidente del land de Baviera el primero en beberse su maß (jarra de un litro). A partir de ese momento todo el mundo puede pedir su cerveza y empezar a beber.

Este desfile se celebró por primera vez en 1835, año en que se celebraban las bodas de plata de los príncipes, aunque no fue hasta el año 1950 cuando comenzó a celebrarse anualmente.

Éste es el aspecto que presentan algunas de las carpas:



Y no podíamos hablar de la Oktoberfest sin referirnos a una imagen que nos viene a todos (o a casi todos...) a la cabeza cuando oímos hablar de esta fiesta: las impresionantes camareras teutonas vestidas con el tradicional Dirndl (el traje femenino tradicional de Baviera) cargando con un tres o cuatro litros de cerveza en cada mano...


Y viendo a esta camarera me asalta una duda: ¿Las chicas también pedirán aquí una clara de limón?


A mí me da que no...jj

Yo, que aún no he tenido ocasión de asistir a esta gran fiesta de la cerveza, me conformaré un año más con asistir a la que anualmente organiza la Cervexaría O Moucho (Rúa da Concordia, 17, sótano, Ourense, Galicia, Spain), en la que se podrá degustar, después de algunos años de ausencia, la auténtica Spaten de barril acompañada, como no, de salchicha alemana, puré de patata y chucrut.


Hoy en día la Oktoberfest de Múnich se ha convertido en la fiesta popular más grande del mundo, con más de seis millones de visitantes provenientes de todos los rincones del mundo. Si sois uno de esos afortunados, quien sabe, quizá podáis compartir una rubia con otra rubia...


¡¡¡Prost!!!

domingo, 6 de septiembre de 2009

¡¡¡Que vienen las suecas!!!

¿Quién no recuerda aquellas películas sesenteras y setenteras con "las suecas" invadiendo las playas de la Costa del Sol? Los más jóvenes probablemente no sabrán de qué estoy hablando (a no ser que sean aficionados a las películas del Cine de Barrio, claro...jj), e incluso a los no tan jóvenes, como yo, se nos quedan bastante atrás...

Por aquel entonces "las suecas" eran todas las extranjeras, de Suecia o de cualquier otro sitio, que llegaban a España con sus minifaldas y sus piernas al aire, y que además ¡¡bebían y fumaban!!. Tomaban el sol en bikini haciendo que a más de uno se le revolucionaran las hormonas, y normalmente se hacía la vista gorda ante estos casos de "provocación" y de "falta de decoro" porque, en definitiva, el turismo procedente de Europa proporcionaba pingües beneficios a un país en el que no sobraba nada.

En medio de estas circunstancias políticas y sociales, surge otra figura ya mítica: el macho español, macho ibérico o, como se puede ver en este ejemplo, el celtíbero español:



Estas imágenes pertenecen a la película Manolo la nuit, dirigida por Mariano Ozores en 1973. Cinco años antes, Pedro Lazaga dirigía El turismo es un gran invento, a la que pertenecen estas imágenes:



El mismo Mariano Ozores había dirigido ya un año antes a otro de nuestros actores míticos de esta época: José Luis López Vázquez haciendo el papel de ligón de playa en la película Operación Cabaretera:



Y todo esto a qué viene?

Cuento todo esto por otra invasión de suecas y de suecos, pero esta vez a nivel mundial: Ikea.

Pero no, no voy a hablar de los muebles y demás accesorios para el hogar que se pueden encontrar en estas macrotiendas, sino de la tienda de productos suecos que se encontraba a la salida, y de los productos que allí compré.

Evidentemente, lo primero que busqué fue la cerveza, y algo había:


Solo tenían una en botella: la Old Gold fabricada por la Spendrups Bryggeri AB, cuya oficina principal se encuentra en la ciudad de Vårby. Se trata de una pilsen de 5% de alcohol. Muy suave y ligera, aunque con un claro amargor al final.

Las otras, en lata, son las Mariestads, también fabricadas por Spendrups después de comprar la marca en 1967. La Mariestads Export es una lager estilo Dortmunder, con algo más de cuerpo que la Old Gold, pero no mucho más. Su graduación es de 5,3%. La otra Mariestads Export que aparece en la foto es similar tanto en color, como en sabor, como en graduación alcohólica, por lo que deduzco que se trata de la misma cerveza pero en un envase diferente.

La última, la Stockholm Fine Festival Beer es otra lager producida por la Krönleins Bryggeri, (Appeltofftska Bryggeri AB). Esta cervecería fue fundada en 1836 en la ciudad de Halmstad, y pertenece en su totalidad a la familia sueca Krönlein desde la década de 1920. La cerveza es muy suave y muy ligera, con una graduación alcohólica también de 5,3%.

Aparte de las cervezas, aproveché también para comprar otros productos suecos, como este concentrado de arándanos, de la marca Hafi:



También compré el queso Wästgöta Kloster, fabricado por la Arla...


... y un salchichón de reno, aunque la proporción de carne de reno es sólo del 17% (el resto es carne de cerdo):


Aún no he tenido ocasión de probar estos tres productos porque aún tengo bastante queso en la nevera, y aún no he acabado los salchichones "exóticos" (canguro, faisán con cognac y otro de cerdo pero curado con ceniza) que me compré en un puesto del mercadillo medieval de las fiestas de Ourense, pero ya había probado con anterioridad el salchichón de reno, porque había sido uno de los "souvenirs" que me había traído de mi viaje a Noruega de hace unos años.

En fin, si la próxima vez que vayáis a Ikea os apetece hacer una parada en la tienda de productos suecos, aquí podéis echar un vistazo a los productos que venden, que no sólo de muebles viven los suecos (y las suecas...)