domingo, 15 de marzo de 2009

Cabritos, mouchos y Bishops Finger Cask Ale

O Moucho es una pequeña cervecería de Ourense por la que pasa gran cantidad de gente, y algunos de los que, a lo largo de los años, íbamos y seguimos yendo por allí, fuimos entablando amistad hasta constituír un pequeño grupo de aficionados al buen comer. No es una "peña" al uso, con socios ni nada por el estilo, ni siquiera con días fijos para salir a cenar. Simplemente vamos cuando nos apetece y participa todo aquel que le apetezca participar.


Pues bien, el pasado martes nos volvimos a juntar para ir a degustar un cabrito. Después de quedar en el Moucho para tomar unas cañas, nos fuimos hasta el restaurante José Luis, en la calle Bedoya. En la entrada del restaurante está la zona de la barra. Allí nos sirvieron unas tapas de cachucha de cerdo y otras de jamón serrano. Hay que decir que el jamón era bueno, no así la cachucha, que estaba insulsa, seca y gomosa.

En la zona de las escaleras de bajada que llevan al salón principal tienen colgadas las típicas fotografías de gente famosa que se ha pasado por el restaurante, y tengo que reconocer que me sorprendió ver allí una fotografía de Toquinho, el ilustre guitarrista brasileño, en una visita a tierras ourensanas hace un par de años.

Volviendo al restaurante, en el sótano se encuentra un amplio salón presidido por una imponente chimenea de piedra. Allí, una vez acomodados, pasamos al cabrito directamente.


La pinta al llegar a la mesa era estupenda, pero nada comparado con el sabor: sencillamente delicioso. Estaba asado en el punto justo en el que la carne se separa de los huesos con facilidad. Perfecto.


El acompañamiento, como podéis observar, se trataba de unas patatas fritas y de unos pimientos de piquillo. Se echaba en falta, quizás, una ensaladita de lechuga, tomate y cebolla. Y, ya que estamos con los contras, quizás unos pimientos asados en la misma fuente del cabrito hubiesen redondeado el plato un poco más, en lugar de los pimientos en conserva...

El vino elegido para acompañar el cabrito fue el Algueira, de la Ribeira Sacra.


El capítulo de postres fue, para mí, sin duda la nota amarga de la cena (que paradoja...). Lo único que voy a decir es que yo me tomé un "tiramisú" que, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Aunque un restaurante no se especialice en postres, yo creo que debería cuidar un poco más aspectos como éste. Se puede quedar bien sin demasiado esfuerzo.

De todos modos, tengo que decir que me gusta este restaurante, y que quedé con ganas de volver a por otro cabrito o lo que sea...

Y volviendo al tema Moucho, decir que el próximo miércoles 18 a las 20:00 se va a pinchar, por fin, el barril de Bishops Finger Cask Ale, la excelente cerveza de Shepherd Neame.


Esta cerveza de barril tiene la particularidad de que no pasa por el serpentín que utilizan las otras cervezas de barril para refrigerarse, ni se mezcla con CO2 para añadir gas a la cerveza, sino que se coloca directamente encima de la barra, se coloca una espita como si fuese un barril de vino, y se saca la cerveza sin más ayuda que la fuerza de gravedad.Para saber más sobre esta cerveza, aquí pongo el enlace: Bishops Finger Kentish Strong Ale.

Aquí pongo también las imágenes de la campaña publicitaria que esta cerveza lanzó en México hace un par de años, y que en Inglaterra fue censurada "por vincular el alcohol con el sexo". Pinchad en la imagen para verla más grande y juzgaz vosotros mismos...


Al margen de polémicas, decir que esta cerveza es deliciosa, y que daremos buena fe de ello los que el miércoles nos dejemos caer por allí para tomarnos una pinta (al menos...).

Y hablando de pintas, recordad que el próximo martes es 17 de marzo, o lo que es lo mismo: St. Patrick's Day. Tomaos una cerveza para celebrarlo y recordad que Irlanda no sólo es Guinness...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada