martes, 17 de febrero de 2009

La lamprea en Arbo

El pasado viernes por fin tuve ocasión de probar la lamprea, y digo por fin porque después de año y medio que llevo trabajando en Arbo, ésta fue la primera vez que pude catar este manjar, y no fue tarea fácil... Me explico.

Cuando encargas lamprea en un restaurante, lo que hacen es prepararte una lamprea entera, es decir, no preparan raciones individuales porque tienen que matar la lamprea para aprovechar la sangre para cocinarla. Si vas tú solo tienes que pagar toda la pieza, y no es barata (este año ronda los 65€).

Otro inconveniente es que, como la preparan en su propia sangre, o mejor dicho, como utilizan parte de su sangre como ingrediente en su preparación, a alguna gente le resulta algo desagradable...

Además está el hecho de que es un producto muy estacional. La temporada de la lamprea comienza en enero y termina en marzo, aunque en abril o mayo también se puede comer. Álvaro Cunqueiro, en su famosísimo libro Cocina Gallega, dice lo siguiente acerca de la lamprea:
Suben nuestros ríos la lamprea y el sábalo. Toda Galicia come lamprea a la bordelesa o empanada. Buena es la lamprea del Miño, la que se captura en los antiguos "pescos", construcciones de piedra en el cauce del río, que es muy ingeniosa invención. En Arbo, en la ribera pontevedresa del Miño, todos los años le hacen fiesta a la lamprea. La mejor lamprea es la que sube en los meses invernales, y que no lleven mucha agua los ríos, porque caiga temporal seco, con heladas. Los refranes gallegos quieren que la lamprea la coma "en marzo el amo, y en abril el criado", y quieren que se coma "antes de que esté cucada", es decir, antes de que se escuche cantar el cuco en los árboles de las orillas. La lamprea era parte muy importante en la gula de los señores romanos, que aquí en Galicia debieron de comerla por cestas (...) La lamprea además de comerse fresca, se puede curar, y la curada comerse cocida, con verdura, o rellena con más lamprea, huevo, jamón. (...) Ya he hablado de las empanadas de lamprea.

Parece ser que la tradición de cocinar la lamprea en Arbo comenzó hace ya mucho tiempo cuando el propietario de un hospedaje cercano a la estación del tren (puede que sea el edificio que ocupa actualmente el restaurante Mezquita) leyó la traducción portuguesa de un texto francés en el que se describían las distintas formas de preparar este producto. Curiosamente este pescado se cocina casi exclusivamente en Galicia, Portugal y Francia.


La lamprea es un pez prehistórico, con una antigüedad de unos 400 millones de años, a medio camino entre el pescado y las serpientes, con cierto parecido con las anguilas. Para saber más sobre este curioso animal aquí os pongo el enlace a la Wikipedia: Lamprea.

Aunque todos los restaurantes de la villa de Arbo preparan la lamprea, parece que el que mejor prepara este plato es el Mezquita, que como ya dije antes, se encuentra en la bajada a la estación del tren. Este restaurante sólo abre sus puertas durante la temporada de la lamprea, así que ya podéis imaginar cual es su plato estrella...

Aquí preparan la lamprea a la bordelesa, que al parecer es la preparación más tradicional. También hacen empanada de lamprea, pero este día no la tenían y nos quedamos con las ganas de probarla, así que de entrante pedimos unas croquetas de jamón caseras. Tengo que decir que la presentación en la mesa estaba acorde con su calidad: muy ligeras pero con abundante jamón.


A veces no es fácil adivinar de qué son las croquetas que te ponen en los restaurantes porque todo se reduce a una bechamel espesa rodeada por una costra grasienta, pero éste no era el caso.

El segundo plato fue, como no, la lamprea a la bordelesa, también conocida como lamprea al estilo de Arbo.



La salsa bordelesa (de Burdeos), lleva principalmente vino tinto, y en este caso también la sangre del propio animal. Lo normal es preparar un arroz branco para acompañar o, como en esta ocasión, mezclar el arroz con la salsa bordelesa en la misma cazuela de barro donde se sirve.

La verdad es que no las tenía todas conmigo porque me esperaba un sabor bastante más fuerte, pero no fue así. Su sabor era suave, muy agradable, al igual que la salsa. Se suele decir que la lamprea, o te gusta mucho o no te gusta nada, que no hay término medio. Si esto es verdad, entonces yo estoy en el primer grupo.

Para terminar la comida, flan de huevo con crema inglesa. Un postre sencillo pero exquisito, y con una presentación estupenda.


Lo dicho, un lugar muy recomendable para todos los que queráis degustar este manjar, aunque estoy seguro de que en cualquier restaurante de Arbo pueden satisfacer los paladares más exigentes.

Todos los años, durante el último fin de semana de abril, se celebra en Arbo la Festa da Lamprea. Este año tendrá lugar la XLIX edición de esta fiesta, que se celebrará los días 24, 25 y 26. El mismo fin de semana tendrá lugar la XVIII edición de la Arbomostra, que es una feria agroindustrial y artesanal de la bisbarra do Condado-Paradanta.

Para los que no se pueden acercar hasta Arbo para probar la lamprea, aquí dejo un enlace al blog Cocino en casa, en el que se explica paso a paso cómo prepararla en casa: lamprea al modo tradicional. Aprovecho para recomendaros que le echéis un vistazo a este blog porque es muy interesante.

Y para los que no queráis (o no podáis) acercaros hasta Arbo ni os atreváis a prepararla en casa, también os queda la opción de probarla en conserva: Lamprea a la bordelesa Lafitte. Por falta de opciones que no sea...

Sólo me queda darle las gracias a Luisma por haberme acompañado en la mesa para degustar uno de los manjares más apreciados del Miño. Lástima que los embalses que invadieron este río a lo largo del siglo pasado no dejen que estos peces suban a desovar hasta los lugares donde solían hacerlo en tiempos de nuestros abuelos.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por citar mi trabajo. Próximamente publicaré más información sobre la lamprea y el modo de prepararla en Arbo. Conocí hace unos 45 años a una señora que la cocinó en el Mezquita. Mi madre sigue cocinándola así y aprendí con ella.Lo que no sabía era que hubiesen sido de los primeros en cocinarla.
    Muchas gracias por tu información.

    ResponderEliminar
  2. No tienes que darme las gracias...

    Yo tampoco estoy seguro de que haya sido el Mezquita el primero en cocinarla en Arbo. Esa información la saqué de la página del restaurante Os Pirús (otro excelente restaurante de Arbo). Puedes echarle un vistazo aquí: http://www.lampreadearbo.com/eventos.asp

    Estaré pendiente de tu blog y de la información sobre la lamprea en Arbo.

    Un saludo

    ResponderEliminar