jueves, 29 de enero de 2009

Yes, can we...?


Hoy acabó el concurso de cocina Bocuse d'Or, celebrado en la ciudad francesa de Lyon, como parte del Sirha o lo que es lo mismo, el Salón Internacional de la Restauración, la Hostelería y la Alimentación. El Bocuse d'Or está considerado como el concurso gastronómico más importante y más prestigioso del mundo.

Los escandinavos, como era de esperar, volvieron a copar los primeros puestos, junto con los franceses.

Ganador: Noruega
El ganador fue el equipo noruego con el chef Geir Skeie a la cabeza, que recibirá como premio, además del trofeo de oro, un premio en metálico que asciende a 20.000€.


El segundo clasificado fue el equipo sueco capitaneado por Jonas Lundgren , que recibirá el trofeo de plata y 15.000€ en metálico.



Y el tercer clasificado fue el equipo francés de Philippe Mille, del restaurante del Hôtel Le Meurice de París, y que recibirá, además del trofeo de bronce, un premio en metálico de 10.000€.

Nuestro representante, Ángel Palacios, del madrileño restaurante La Broche, quedó en un discreto 20º puesto de un total de 24 participantes, aunque el objetivo español era quedar entre los seis primeros clasificados. Aquí os pongo el enlace a la clasificación final en la que aparecen todos los participantes.

Geir Skeie es el chef del resturante Mathuset Solvold, de Sandefjord, y ya había resultado vencedor del Bocuse d'Or europeo celebrado el pasado verano.


Todos los participantes tenían la obligación de usar bacalao noruego para el plato de pescado y carne de vacuno de la raza Aberdeen Agnus escocesa para el plato de carne.

Su plato de pescado para esta ocasión era Bacalao con kokotxas "ligeramente ahumadas", guisantes, gambas, cebolla, y acompañamiento de dados de remolacha con boniato y trufas negras, y una emulsión de Riesling:


La carne la preparó con foie gras de pato y mucha trufa negra.


Cuando subió a recibir el premio, Geir gritó la ya famosa frase de "Yes, we can", el lema de la campaña de Barack Obama en los Estados Unidos. Lo que debían estar pensando los españoles cuando lo oyeron sería "Yes, can we...?", por eso de que en prácticamente todas las ediciones de este concurso salieron vencedores los escandinavos o los franceses.

El año que viene se celebrará en Suiza la edición del Bocuse d'Or europeo, como paso previo al Bocuse d'Or mundial de dentro de dos años. Esperemos que el representante español (a mí me gustaría mucho que fuese gallego) consiga un mejor puesto. De todos modos, no se debe olvidar que el mero hecho de estar presente es ya de por sí todo un premio.

1 comentario:

  1. Enorabuena por el precio!!! ya lo vi en gastronomia y el listado , encantada de conocer tu blog, aunque lo encontre de casualidad me me gusta y entrare muchas veces, gracias por comparir tus recetas

    ResponderEliminar