miércoles, 7 de enero de 2009

Canto a Dios

No, no es que entrase de repente la vena mística o teológica, no, ése es el título del último CD de Chucho Valdés en llegar a mis manos, cortesía de My Missus, claro...



Dionisio de Jesús Valdés Rodríguez, más conocido como Chucho Valdés, pianista cubano, es el autor de este precioso trabajo, inspirado en el desastre del huracán Katrina que asoló la costa sur de los Estados Unidos en agosto de 2005, y que dejó más de 1.800 muertos, cebándose especialmente con la ciudad de Nueva Orleans. Él mismo dice en una entrevista concedida al diario El País, el 23 de julio del pasado año 2008, que neceitaba hacer este tributo a la ciudad que vió nacer el blues y el jazz.
Si queréis leer todo el artículo pinchad en el siguiente enlace:
Artículo en El País sobre el lanzamiento del disco Canto a Dios

Ahora mismo lo tengo como música de fondo mientras escribo estas líneas, y la verdad que está impregnado de espíritu Valdés, evidentemente, pero es algo diferente de los anteriores, probablemente por esa espiritualidad que impregna de modo más acusado ciertas partes del trabajo, especialmente el corte 4 que da título al CD. También colaboran con él la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba y el Coro Nacional de Cuba, entre otros músicos invitados.

Este disco fue grabado en La Habana, Cuba, entre enero y diciembre de 2006, y vió la luz el pasado 2008. Incluye temas nuevos, pero también algún clásico, como Claudia (y con ésta ya son cinco las versiones que tengo de este tema en diferentes CD's), y que es para mí, y para muchos más, el mejor bolero instrumental de toda la historia.

Yo descubrí a Chucho Valdés como muchas otras personas, de la mano de Fernando Trueba y su tributo al jazz latino llamado Calle 54. Para mí este disco fue el descubrimiento de un estilo hasta entonces desconocido y que cambio mi manera de ver el piano y la música en general. Lo que este "monstruo" es capaz de hacer con un piano en sus inmensas manos es algo increíble.

Lejos queda ya aquel 13 de marzo de 2002 en el que nos visitó en el Teatro Principal para ofrecer un concierto que para mí fue inolvidable. Ese día tuve la oportunidad de intercambiar unas palabras con él al finalizar el concierto (gracias a mi amigo Sandi, antiguos conocidos de su Cuba natal), hacer la foto de rigor con él, autógrafo en uno de sus Cd's (original, por supuesto...jj), y comprobar que es una persona grande en todos los aspectos. Cuando me dió la mano para despedirnos, no os voy a contar lo que supuso para mí tocar esa mano "capaz de obrar maravillas".

Y para muestra un botón: Son en Do menor



En fin, después de esto sólo me queda decir una cosa: el CD, aparte del título Canto a Dios, debería llevar el subtítulo de: ...y también "toco a Dios".

No hay comentarios:

Publicar un comentario