miércoles, 7 de enero de 2009

Antigüedades y recuerdos...

Hoy tocó paseo matinal por la Praza Maior. Como cada primer domingo de mes estaba instalado allí el mercadillo de antigüedades. Como en todos los mercadillos de este tipo, podéis encontrar de todo: cosas realmente antiguas y que nos hacen retroceder a nuestra infancia o incluso a la infancia de nuestros padres, como los manuscritos que usaban en la escuela para aprender a leer y a escribir, y que nosotros ya no llegamos a conocer, y cosas que son básicamente modernas, pero que con una buena capa de polvo pueden parecer antiguas, pero que no lo son.

Hace algún tiempo compré aquí una botella antigua de El Águila Negra, vacía y sin chapa, que me había costado, si no recuerdo mal, 8€. Hoy tenían la misma, llena y con chapa, pero por 25€, aunque el precio, normalmente, se puede negociar (nada que ver con el regateo superagresivo que se practica en los países árabes...jj).

También compré hace tiempo un par de métodos antiguos para aprender inglés: uno de 1943 que se titula English Method, de la Editorial Araluce (Barcelona), y otro de 1965 que se llama Método de Inglés, de Gráficas Casulleras (Barcelona).


No es que yo sea demasiado aficionado a los libros antiguos ni a las antigüedades en general, pero me gustaron, y el precio no era demasiado caro, así que al final vinieron para casa. La fotografía que viene a continuación es un detalle del libro más antiguo:


Aunque estos en concreto no estaban pensados para los niños, sino más bien para adultos que querían aprender inglés, nada tienen que ver con los que se emplean hoy en día en la escuela, e incluso con los que empleamos los no tan niños en las escuelas oficiales de idiomas, verdad?

Todo esto me hace pensar en algo: ¿Cómo serán los libros de enseñanza idiomas de dentro de, pongamos, 50 años? ¿Existirán los libros impresos en papel o serán todos digitales? ¿Necesitaremos estudiar un idioma o ya se podrá elegir como "extra" antes de nacer? ¿Podrán ser implantados los idiomas como recuerdos al más puro estilo Desafío Total?

El tiempo dirá...

No hay comentarios:

Publicar un comentario